Diario Occidente

Una crisis que nos toca a todos

Víctor Manuel García

En las últimas semanas hemos presenciado cómo en nuestro país se ha incrementando rápidamente el número de contagios por COVID-19, haciéndose cada vez más grande el desafío para todos nosotros.

Lo más preocupante del asunto es que la Organización Mundial de la Salud – OMS, ha manifestado en diversas ocasiones que la situación de pandemia se quedará un tiempo, ya que no se vislumbra una solución efectiva en el corto o mediano plazo. Es cierto, la OMS atraviesa en estos momentos una crisis de credibilidad, sin embargo respecto a esta afirmación siempre ha mantenido su postura en firme y al ser la autoridad mundial en temas de salud, no es prudente dejar de escuchar sus advertencias y declaraciones.

Con este escenario, es imperiosa la necesidad que interioricemos desde lo individual la exigencia de afrontar este reto con responsabilidad compartida entre el ciudadano y el gobierno local y nacional.

Cada vez la situación es más delicada y los recursos económicos, humanos y de equipamento del país son limitados, razón por la cual, las agremiaciones médicas han pedido volver por lo menos dos semanas a cuarentena, poniendo sobre la mesa nuevamente, la “gran encrucijada” entre economía y salud.

Frente a este llamado, el Presidente Iván Duque ha respondido al mejor estilo de Claudia López, argumentando que los picos son regionales y no generalizado, dando a entender al igual que la mandataria de Bogotá que apostará por cuarentena sectorizadas y/o localizadas.

Por su parte en Antioquia y Medellín se han adoptado estrategias que traen consigo medidas más estrictas que el resto del país, arrojando hasta ahora, resultados un poco más alentadores que otras regiones como la costa atlántica, Bogotá o el Valle del Cauca.

En Cali, el alcalde en su afán de combatir los efectos casi que incontrolables que está teniendo la COVID-19 en la salud pública de la ciudad, declaró en medios de comunicación que se iniciarían protocolos de atención a pacientes infectados con Ivermectina, iniciativa que tuvo un amplio rechazo por parte de agremiaciones médicas, científicas, académicas y de autoridades de salud pública nacional. La intención del alcalde es claramente loable, sin embargo quedó la sensación que fue apresurada, producto de su aspiración de disminuir rápidamente el nivel de ocupación de UCI’s en la ciudad.

A su vez, en la costa atlántica parece que no hay una línea clara de acción para enfrentar la situación, vemos como en Atlántico, Bolívar (especialmente Cartagena), Córdoba y Sucre existe la percepción que este desafío está completamente fuera de control.

De igual forma se encuentran algunos de los departamentos con mayor índice de pobreza en el país como Chocó, Cauca y Nariño, donde la precariedad de la infraestructura del sistema de salud se suma a los problemas de movilidad y seguridad, convirtiendo la situación en un reto todavía mayor que en otras zonas del territorio nacional.

En Amazonas, por fortuna y de acuerdo a las cifras oficiales, la situación está siendo medianamente controlada.
Actualmente lo único que tenemos claro como sociedad, es que este es un trabajo que nos concierne a todos, es momento de mirar todos para el mismo lado y dejar a un lado el individualismo, comenzando a pensar en colectivo, no sólo en el bienestar propio sino también en el vecino, en el prójimo, porque en esta ocasión es muy acertado decir que “de nada sirve estar sano si los demás no lo están”.

Hay que ser responsables y tomarnos esta situación con seriedad y dejar de lado inentendibles y reprochables actos como el registrado hace poco en una tienda D1 en Risaralda, donde un joven tomó sorbos directamente de unos jugos exhibidos y luego los dejó nuevamente en su lugar, exponiendo a otras personas a un posible contagio.

No estamos para juegos, no estamos para tomarnos a la ligera este reto que tenemos como sociedad, como país, como humanidad, debemos afrontar la situación con madurez y altura, pero ante todo con empatía y con responsabilidad debemos cumplir con los protocolos de Bioseguridad y gústenos o no, este es un momento donde es fundamental la disciplina del autocuidado porque la actual es una crisis que nos toca a todos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar