El domingo próximo

Miguel Yusty

Este domingo, como lo he venido haciendo desde hace varios años, estaré como analista de los resultados electorales en el canal regional Telepacífico.

Lo cierto es, que así como lo establecí a manera de conclusión el pasado 13 de marzo, cuando terminaron las consultas, esta primera vuelta va a ser el enfrentamiento entre el populismo de izquierda y de derecha y la candidatura que como la de Fico Gutiérrez representa la consolidación de la democracia colombiana y la restauración política de los valores que por parte del populismo han sido convertidos en la razón de ser de su discurso liquidacionista, bajo la sombrilla de la falsa lucha contra la corrupción y disfrazados como los gestores del cambio.

El petrismo ha demostrado en estas últimas semanas, tal como lo evidenció en los resultados de las consultas, que su expansión electoral tenía un techo muy precario para los 8 años de campaña presidencial que lleva el candidato del Pacto histórico. Sus propuestas inviables analizadas a la luz de los expertos, le han restado crecimiento y movilidad política y su silencio y contemporización, con el partido de los Comunes, las disidencias de las Farc, el ELN y las milicias urbanas lo han convertido en un candidato inviable para que Colombia continúe su proceso de recuperación económica.

Las concentraciones de cierre de la campaña de Fico Gutiérrez demuestran que efectivamente este domingo su resultado electoral será un verdadero éxito, pues los colombianos mandarán un mensaje claro y contundente de que no quieren que Petro en Colombia repita la tragedia venezolana, que como señalan los indicadores económicos ha hundido a los venezolanos en la pobreza en la última década.

Particularmente en Cali y en el Valle el frente político liderado por la exgobernadora Dilian Francisca Toro le ha brindado a Fico Gutiérrez una organización y una dinámica política que le permitirá recuperar con éxito una votación tan importante que sorprenderá a los líderes que ya cantan victoria en la primera vuelta.

Definitivamente, Petro no ganará en la primera, como se lo inventó el suspendido alcalde de Medellín, si no que será condenado por el crecimiento y la respuesta de la democracia colombiana a ir a una segunda vuelta, donde quedará demostrado que su trabajo de 8 años de agitación política, que sus promesas de perdón para los maleantes y su idea ortodoxa de liquidar la democracia es otra salida en falso de quien lleva toda su vida conspirando contra la legitimidad de la iniciativa privada y el ahorro de las clases medias.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar