De la polarización a la irracionalidad

Natalia Bedoya

Razón tenía Platón cuando afirmaba que ” el precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”, ya que solo en una verdadera democracia participativa podremos escoger buenos gobernantes.

Y es normal que, en medio de una contienda electoral tomemos partido por uno u otro candidato, pues de eso se trata justamente, de tener posibilidades para escoger, pero después de la elección inicia una nueva era, que muchos no logran diferenciar.

Lastimosamente en nuestro país, la polarización ha llegado a un grado tan alto que trasciende a la irracionalidad, es inaudito que por un color político unos cuantos pretendan sacrificar el desarrollo de una región.

Con frecuencia, vemos cómo unos cuantos generalizan sin examinar el contexto, como juzgan a un gobernante solo por un color y sobreponen intereses políticos sobre el interés general.

Al parecer es una tarea casi imposible lograr que algunos que insisten en la polarización puedan ver los matices que existen entre dos extremos que de alguna forman deben coincidir para salir adelante.

El mundo no es solo blanco o negro, tenemos en Colombia la tarea de encontrar un punto intermedio que nos permita construir un mejor mañana.

Las elecciones pasan y los gobernantes quedan y no solo gobiernan a quienes votaron por ellos, su tarea es el desarrollo social, económico, y cultural de su región. Y como ciudadanos tenemos el deber de facilitar las cosas para que nuestros gobernantes hagan bien sus tareas.

De nada nos sirven enfrascarnos en divisiones partidistas que impidan el progreso de un Departamento o de un Municipio, quienes no avanzan, están destinados al fracaso. Tenemos el reto de lograr encontrar un punto intermedio que no afecte nuestros principios inamovibles, lo fundamental, pero que permita llegar a consensos con quienes piensas diferente.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar