Cali, junio 25 de 2022. Actualizado: sábado, junio 25, 2022 00:01

TEMAS DESTACADOS:

Libromanía

Cauces de maldad

Por: Rafael Araújo Gámez
MICHAEL CONNELLY
EIDCIONES B
435 PÁGINAS

El detective Harry Bosch, de Los Ángeles, recibe el encargo investigar la muerte de un agente retirado del FBI por problemas de salud y con el que en el pasado había mantenido una estrecha relación policial.

La agente Raquel Walling recibe en su celular una llamada para que se desplace desde su destino actual en Dakota hasta Las Vegas.

La investigación de Bosch le llevará hasta la figura de un famoso asesino en serie y exjefe del FBI: Robert Backus, el Poeta.

Desaparecido y dado oficialmente por muerto por el gobierno reaparece con una serie de crímenes cometidos en Las Vegas y enterrados en una fosa común en Zzyxx Road (Nevada).

Es en este punto donde las historias de la agente Raquel Walling y Harry Bosch confluyen y avanzan juntos siguiendo la pista del criminal hasta su captura. Ambos siempre un paso por delante del propio FBI

La novela es muy entretenida y es difícil imaginar cuales serán los movimientos de los protagonistas, pero deja en todo momento la sensación de que el implicado caerá. Y eso es un tanto a su favor.

Como lo es que la pareja siempre vaya un paso por delante y llegue a los escenarios con mucha anterioridad que el propio FBI en demasiadas ocasiones, siguiendo meros indicios y apelando a la suerte a las que les conduce su aguda intuición policial.

Es interesante conocer a Harry Bosch. En cierto modo es un personaje arquetípico: el prototipo de detective atormentado, que bebe más de la cuenta y que no se detiene ante nada, sin apenas vida privada.

Pero pese a todo gusta porque en él se percibe mucha coherencia interna. Si algo no le gusta, lo cambia; si cree que se tiene que ir, se va; si se salta las normas siempre es por un motivo superior. Eso lo convierte en un tipo interesante, con instinto y que pese a todo resulta creíble.

Él pone la parte más irracional y Rachel Walling, rescatada de otras novelas, pone el intelecto. Ella será quien le ayude a ordenar las piezas del rompecabezas, y sin su ayuda probablemente no hubiese progresado.

Una buena novela policíaca con todos los ingredientes del género y además bajo la batuta de Connelly la narración se hace vibrante, ágil, que lleva al lector a entretenerse y meterse de lleno en una investigación en la que tomará parte desde el principio.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos




PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: