Cali, junio 18 de 2019. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

75% de los fracasos son un problema de actitud

¿Cómo gestionar el estrés mediante la bioneuroemoción?

La bioneuroemoción, es una potente herramienta, que se encarga del autoconocimiento y la autoresponsabilidad emocional.

Este método ofrece a las personas recursos para gestionar sus dificultades por sí mismas, logrando de ese modo que puedan realizar cambios positivos en su vida de manera más adecuada y saludable.

El Psicólogo, catalán, Enric Corbera, creador del método de la Bioneuroemoción, considera que un factor importante en el avance humano, tanto en el ámbito personal como en el profesional, es la responsabilidad emocional, la cual tiene igual o más importancia que la responsabilidad operativa.

Se estima de acuerdo con investigaciones sobre el comportamiento psicológico, que el 75% de los fracasos humanos individuales o grupales no son atribuibles a la falta de capacidad técnica, sino de una actitud inadecuada, muchas veces enraizada por una mala gestión de los conflictos. 

El sicólogo español habla sobre la relación que se genera en el ambiente de trabajo, u oficina, y considera que es clave que las personas comprendan que hay que transformar la conciencia, ya que “existe la creencia o mente errónea donde se cree que se está separado de todo lo demás, en ese orden de ideas, para el inconsciente todo es lo mismo y es por ello, que el jefe o compañeros, terminan convirtiéndose en el padre, o la madre, o hermanos, y todo lo que se proyecta en esas relaciones desde el ámbito psicológico se refleja en las relaciones con las personas que se comparte en el trabajo”.

La Bioneuroemoción, abarca todos los ámbitos de la persona y no solo da respuestas los problemas físicos, sino también a las dificultades interpersonales, sociales y, en definitiva, a todas las situaciones que provocan conflictos emocionales.

Esta metodología persigue trascender las creencias individuales, familiares y culturales inconscientes, con el objetivo de lograr la libertad emocional.

Promueve una visión en la que todo lo que vivimos tiene que ver con nosotros.

Por ello, podemos dejar de ser víctimas de una situación y tenemos el poder de transformarla mediante el cambio de percepción.

Sostiene que para entender mejor cómo funcionan las emociones hay que comprender la siguiente analogía: “Cada persona es un jardinero, la mente es un campo, las semillas son los pensamientos y todo esto se riega con las emociones.

Por lo tanto, es vital hacer consciencia de la importancia que tiene gestionar las emociones, porque estas son el alimento que hacer crecer nuestras experiencias y se anclan en nuestro sistema neurológico y están condicionando mi forma de ver y entender la vida.  

8 tips para mejorar la comunicación en la oficina y gestionar el estrés

1. Si culpas al otro de lo que te ocurre no tienes la posibilidad de cambiar nada. El hecho de responsabilizar a otro de mi situación no soluciona el conflicto.

2. Observar qué puedo aprender de una situación de estrés. Preguntarnos: qué me está enseñando esta situación en lugar de quedarnos en el victimismo.

3. Cada uno de nosotros vemos la realidad desde una perspectiva completamente diferente. Para entender cómo funciona la forma de ver el mundo del otro es importante hacer preguntas, en vez de juzgar.

4. Cuando escuchamos, hemos de ser conscientes de que juicios existen internamente hacia la otra persona y cómo afecta eso a la comunicación. Ponerse en el lugar del otro antes de hablar mejora el discurso y crea vínculos fuertes entre colaboradores.

5. Observar nuestras demandas y nuestras quejas y pensar de donde provienen dentro de nuestra historia familiar. ¿Cuáles de esos conflictos tienen que ver con mi infancia, y con mis padres? De qué se quejaba mi padre, y mi madre?

6. Cada comportamiento tiene una intención positiva.Siempre se quiere conseguir algo que es importante para en el momento, incluso cuando ese comportamiento tiene consecuencias negativas.

7. El significado del mensaje que comunicamos siempre es lo que el otro entiende. Si el otro entiende algo diferente a lo que tratamos de comunicar siempre hay que investigar otras formas de comunicar el mensaje.

8. Siempre implicamos a los demás en nuestros bloqueos. Hablar de uno mismo respecto a la situación de estrés hace que los demás no se sientan implicados en nuestros conflictos y nos puedan ayudar a solucionarlo.

Comments

Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2019. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: