Nacionalismos en choque

Alberto Ramos Garbiras

El problema del nacionalismo no está superado como creen algunos, al contrario, permite explicar las conductas viscerales, el rechazo hacia otros grupos. La ciudadanía universal kantiana nunca se logró cristalizar, los migrantes, los extranjeros, y más, los refugiados, son desconocidos , o vapuleados. las poblaciones cada vez se apegan más a su terruño, el patriotismo es una expresión de defensa y radicalidad para limitar a los extranjeros. El nacionalismo, más el populismo son ingredientes que manejados con discursos xenófobos , hacen arder las fronteras.

“El nacionalismo es un fenómeno(relativamente) moderno, nacido alrededor y en relación al Estado, que hace referencia a un sentimiento de pertenencia a una colectividad. Suele entenderse que el nacionalismo tiene una vertiente política y otra cultural. La vertiente política representa la existencia de un vínculo entre los individuos de una comunidad derivado de la convivencia política y se fundamenta en un interés común indivisible o en un pacto social beneficioso y voluntario. La vertiente cultural del nacionalismo, por su parte, apela a un vínculo creado por elementos comunes como la lengua, la historia común, la religión o la etnia. El nacionalismo, en la práctica, suele aunar ambas vertientes de forma compleja, y debe entenderse junto con la idea de soberanía y de identidad cultural”.(www.modeloparlamnetoeuropeo.com)

Las nacionalidades congregadas ,sumando los diferentes Estados en la UE configuran un mosaico de nacionalismos, cada uno de ellos. Inclusive dentro de los mismos países por la etnias y grupo de las regiones, basta mencionar a catalanes y vascos dentro de España, para citar solo dos. O valones y flamencos en Bélgica, etc; el astillamiento en los Balcanes es la muestra más clara de los choques nacionalistas que con guerras se disolvieron. Y así cada país.

Pero frente a la Eurasia y su corredor territorial, para concentrarnos en el tema del conflicto actual, encontramos el nacionalismo ruso, el nacionalismo ucraniano, el subnacionalismo en la zona del Dombas y los nacionalismos del vecindario de países ex soviéticos(Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Lituania, Estonia, etc) , e inclusive los nacionalismos dentro de la Federación Rusa.

La guerra fría reverdeció, reapareció, o rebrotó; porque terminó con la caída del muro de Berlín y su secuela, la disolución de la Unión Soviética; pero nunca se extinguió. Así, la guerra fría ha tenido dos períodos o fases( 1945/ 1989-91) y (1991/ 2022); todo su discurrir en la primera fase con la disputa por las áreas o países de influencia entre el capitalismo y el socialismo, y las intervenciones militares(Corea, Vietnam…), en medio del armamentismo nuclear. Y la segunda fase, también con las guerras de baja intensidad sin choques frontales entre las dos potencias de la bipolaridad , pero si alimentando proxy wars, y desde el mundo occidental pasando del imperialismo a la globalización, y en medio de esta, al desbocamiento del neoliberalismo. Y en Asia, al crecimiento y consolidación de China como potencia económica, y a la “reconstrucción” de Rusia como federación en el período postsoviético.

Entonces, la invasión a Ucrania con sus efectos , si es el rebrote de la guerra fría porque hizo replantear el orden mundial e hizo reaccionar a la Unión europea(UE) sobre su defensa colectiva y como potencia económica confederada, pero con múltiples debilidades, entre ellas la energética, sin recursos fósiles propios autosuficientes, lo cual la hace no viable como bloque económico autónomo, y en periodo de transición hacia energías alternativas no destructoras de la capa de ozono, pero que deben aplicarse para evitar la destrucción del planeta tierra : Una encrucijada .

El nacionalismo como todo ismo es una tendencia de apego y exaltación, en este caso, a la nación , al territorio donde se nace y pertenece, con el nacionalismo se insufla el patriotismo y las demás personas vistas como extranjeros pueden convertirse en un riesgo por la ocupación de lugares de trabajo, goce de los frutos de la naturaleza, competición por el acceso a los servicios públicos, etc. Sobreviene la xenofobia, y se acude a la sobreprotección de los recursos que contiene la tierra, el mar y los componentes socioambientales. El nacionalismo tiene varios ribetes y caras.

Si además se le mezcla el populismo de derecha que exacerban los ánimos y la mezcla puede llevar a la violencia. El nacionalismo puede presentarse ligado a la raza, la lengua, las costumbres, la cultura, etc. Cuando en un Estado lo plurirracial y la combinación de razas es notoria, y existen varias etnias entonces afloran varias formas de nacionalismo, pero ante un ataque extranjero se da a la unidad de quienes han compartido por décadas el territorio. Donald Trump(EEUU),Viktor Orbam(Hungría), Mateo Salvini (Italia), son tres mandatarios que animaron el nacionalismo y alentaron discursos de odio para crecer en imagen y aparecer como proteccionistas.

“Putin practica un tipo de nacionalismo llamado de exclusividad étnica: cree firmemente que los rusos solo estarán seguros si están bajo su control. Para él, Ucrania y Rusia son parte de una misma etnia, de ahí el argumento para invadir Ucrania: proteger a esa población de habla rusa. Ese es un argumento similar al que utilizó Hitler en 1938 para invadir parte de Checoslovaquia: la protección de una minoría étnica alemana”, según Lioman Lima , de la BBC News Mundo. Ese argumento de Vladimir Putin, es falaz e impostado. Alentó la guerra en las dos zonas del Dombas desde el 2014 para proteger e independizar a lo rusoparlantes, y empezó la guerra de invasión en el 2022 para supuestamente liberarlos, cuando en el fondo el interés es de anexión para su proyecto geopolítico de tener un corredor territorial expedito hacia el mediterráneo, y reconstruir una esfera de influencia exclusiva en Europa del Este . Prueba de ello es que no se limitó a las zonas de Donetsk y Lugansk, se agregó Jerson, promocionando el referéndum para darle un viso jurídico.

Argumentó Lioman Lima, para la BBC news que, cuando los tanques y los misiles de Rusia cruzaron hacia suelo ucraniano, mientras Naciones Unidas imploraba a Putin no iniciar el ataque, los principios del derecho y las relaciones internacionales que costaron dos guerras mundiales e innumerables vidas parecieron echados por tierra. Y Pablo de Orellana, universidad King’s College, en Londres, dice, estamos viviendo sin dudarlo un retroceso de esas reglas y sobre todo de los derechos iguales de los estados. Y esto, si no se responde con contundencia, puede tener resultados catastróficos .

Los ucranianos como todos los pobladores de un país se apegan a su marco territorial y mucho más desde 1991 que lograron la separación y han estado buscando integrarse a la Unión Europea. Pero esta invasión que busca cercenarles el territorio e incorporarlos a la Federación Rusa a la brava, les ha despertado el nacionalismo y la resistencia en un asunto de vida o muerte porque los ataques han sido sin piedad.

Desde mucho antes el nacionalismo de Ucrania había dado muestras evidentes, más que cualquiera de los espacios territoriales soviéticos. Nunca estuvieron conformes con la anexión y tratamiento vejatorio que Stalin les dio desde 1939. Y ante la apertura de Gorvachov, fueron los primeros en zafarse de la Unión soviética, esta actitud se las ha cobrado Moscú , pues consideran que a raíz de esa separación “prematura”, sobrevino la separación de los demás Estados. Antes con el desastre de Chernóbil en 1986 se venía acentuando ese distanciamiento de Moscú.

Esta guerra en curso empezó desde el año 2014 con el euromaidan en Ucrania, donde se expresó todo el deseo de anexión a la Unión Europea ; vino la represión, el invierno sangriento y la pérdida de Crimea; coetáneamente Rusia insufló y animó la guerra separatista en el Dombas, impulsando todas las acciones durante 7 años, hasta que Putin después de evaluar las contradicciones internas en Ucrania, la pérdida del poder de Porochensko y las debilidades en el liderazgo de Zelenski, por la forma como ascendió al poder con un populismo televisivo; observando las flaquezas de Joe Biden, al “dejar” avanzar a los Talibanes que retomaron Afganistán; decidió Putin iniciar una especie de guerra-Blitz para engullirse a Ucrania en pocos días, sin calcular el nacionalismo engendrado desde 1939, el patriotismo y la resistencia que tendrían los ucranianos , quienes han logrado en medio del desastre, corretear a los rusos y debilitar a los soldados de a pie, desalentados por esta confrontación que no les explicaron. Tampoco imaginaron en Moscú la reacción de la Unión Europea que, sin intervenir directamente, emitieron sanciones y apoyan las acciones de la resistencia, conformándose una Proxy War, única forma de no desencadenar una guerra mundial .

La UE al tratar de frenar el expansionismo de la federación Rusa, y evitar un debilitamiento de la OTAN, que tampoco dejó de crecer, hizo rebrotar la guerra fría; pero al mismo tiempo la Unión Europea, por falta de cálculo, no estaba previendo una guerra de esta dimensión en el vecindario euroasiático.

Parlamento Europeo. Segmento o apartes del documento para la discusión en comisiones, sobre el problema de los nacionalismos en Europa. www.modeloparlamnetoeuropeo.com

Pronkevych Oleksanor. “Es Ucrania nacionalista?”. Columna de prensa publicada a través de la cadena Reuters, junio 9 del año 2022.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar