Interferón, para evitar el contagio del Covid

Alberto Ramos Garbiras

19 millones de infectados en el mundo y 712.000 muertes; en América Latina son 5 millones los casos positivos y 200.000 muertos; Colombia ya registra 357.000 contagiados y 12.000 muertos. La población mundial está asustada por la peste globalizada que nos llegó transportada en los aviones. No supieron cerrar el aeropuerto a tiempo para crear el cerco sanitario como lo hizo la primera ministra Jacinda Ardem en Nueva Zelanda. La vacuna contra el Coronavirus-Covid-19 no está garantizada, la competencia está en punta, 4 países aseguran estar fabricándola.

En Inglaterra se anunció la vacuna de Oxford y otra de Johnson & Johnson. En EE UU, Anthony Fauci, inmunólogo experto en enfermedades infecciosas se refirió a la vacuna experimental, desarrollada en los Instituto Nacional de la Salud (NIH) y por Moderna Inc., no se conoce con certeza si la vacuna proporcionará el esperado impulso inmunitario; en algunos voluntarios que recibieron las primeras aplicaciones se espera comprobar si desarrollaron anticuerpos neutralizantes en el torrente sanguíneo.

Hay escepticismo porque el médico Fauci es un agente electoral de la reelección de Donald Trump. Mientras que no esté aprobada por la OMS y circulando o distribuyéndola con garantía, la gente busca medicamentos para evitar la neumología, por el avance de la infección que genera fibrosis pulmonar, coagulaciones en los pulmones, taponamiento de los alvéolos y luego la imposibilidad de respirar, queda el paciente asistido en una UCI con ventiladores eléctricos que no son suficientes para atender la demanda.

Mientras tanto todos acuden al médico más cercano y estos se sienten acorralados por las consultas, al final, cada uno dentro de su experticia proporciona un diagnóstico y recomienda usos de descongestionantes. O la gente comienza a ensayar todas las recetas y fórmulas que circulan en las redes sociales creándose una confusión. Todos resultan expertos en un tratamiento o dicen tener la receta para evitar las coagulaciones en los pulmones.

El Alcalde de Cali, apoyado por los resultados de Loreto y de Guayaquil, con los anuncios del exalcalde Jaime Nebot, recomendó la Ivermectina y el Invima alertó que no estaba comprobado; la gente desesperada acude a las farmacias para comprar azitromicina, ibuprofeno, prednosona, dexametasona, kilox, aspirina, hidroxicloroquina, nitazoxanida, dióxido de cloro, y otros, cada quien busca como evitar el desarrollo del contagio, la gente selecciona tres y logran impedir la neumonía, salvándose. La diputada Paola Arenas escribió un impactante testimonio usando tres de estos medicamentos, ante el avance del virus que la atacaba, y lo venció para alegría de todos los amigos que la valoramos.

Otros acuden a fórmulas de homeópatas que mezclan ajo, miel, cebolla, jengibre, el uso de la moringa, y nebulizaciones con eucalipto. Un maremágnum de fórmulas y recetas circulan en las redes sociales. Ante el colapso del sistema de salud, desmantelado mucho antes de la pandemia por culpa de la corrupción de empresarios y políticos que convirtieron un derecho social como la salud en mercancía, las EPS no funcionan, solo captan los dineros y paralizan el sistema. Eso explica que la gente busque y se deje envolver de estas recomendaciones para buscar la salvación.

El Invima decomisó el 6 de agosto el medicamento de Interferón Beta sublingual, en Popayán se llevaron 192 goteros que se encontraban en la Fundación Julio Klinger, e impuso medidas sanitarias de seguridad para suspender las actividades allí realizadas, se afirmó: con el fin de salvaguardar la salud pública. La Fundación Julio Klinger no está autorizada por el Invima para adelantar estudios clínicos en relación con el medicamento Interferón.

Ante la crisis en salud que vive el país cualquier trámite paquidérmico en Colombia impediría atender la emergencia, por eso el médico Klinger, un científico que reconocen todos sus colegas infectólogos e inmunólogos decidió distribuir el medicamento para salvar vidas desde los primeros días cuando escuchó que el coronavirus salida de China. Desde los años 70s él ha trabajado el tema utilizándolo en dosis pequeñas contra los virus contra la influenza. Los virus hackean las células para reproducirse, pero el Interferón logra interferir su crecimiento evitando el daño, las células de la boca se fortalecen porque la aplicación se da en gotas debajo de la lengua, tres gotas diarias, y es básicamente preventivo. Y desde 1994 se ha dedicado a la investigación.

Cuando el Alcalde López de Popayán apareció enfermo, al llegar de Marruecos alarmó a todo el gabinete municipal de Popayán. El Doctor Klinger donó unos goteros a los funcionarios y se frenó la reproducción del virus, o sea, alcanzó a darse la llamada “inmunidad del rebaño”. Klinger tiene un grupo grande de investigadores que está inscrito ante el Ministerio de salud. Lo preparan con tres antivirales: Kaletra (lopinavir más ritonavir) y ribarivina, para reducir la diseminación viral. Esos tres medicamente combinados conforman el Interferón y logran acortar el tiempo desde el inicio del tratamiento con Covid-19 hasta que los hisopos nasofaríngeos están libres de virus. El equipo de investigadores de Klinger se basó últimamente en el informe del médico Iván Hung de Hong Kong, que trabajó combatiendo dos virus anteriores, el SARS del año 2003, y el MERS del año 2012.

Una infectóloga prestigiosa de Cali, ante el allanamiento del Invima en el laboratorio del médico Klinger, me dijo, en este país hacen cosas inverosímiles, Klinger ha hecho impacto benéfico con el Interferón en Popayán, Barbacoas y Nariño; el Ministerio de Salud en vez de evaluar todos esos avances y repercusiones positiva en la comunidad, no aborda el asunto para que se formalice lo que falta del trámite, al revés lo que hacen es impulsar para que lo juzguen y entorpecer su trabajo, eso es mucha mezquindad.

De otro lado, la doctora Liliana Diaz Betancourt, médica Internista de la Universidad del Cauca, especialista en Enfermedades Infecciosas de la universidad Unam de México, dice, “Los Interferones fueron descritos por primera vez en 1957 como una clase heterogénea de glicoproteínas solubles con una potente actividad antiviral. La expresión de Interferones ocurre durante la infección por virus y bacterias, hace parte de la respuesta innata, amplifican esta respuesta y también promueven la respuesta adaptativa. “Nosotros manejamos con IFN β oral el resfriado común, la influenza, Herpes simplex I y II incluyendo los resistentes a Aciclovir, herpes zoster en conjunto con Aciclovir, citomegalovirus y EBV crónicos en combinación con valganciclovir (en los últimos años solo IFN), síndrome de fátiga crónica, hepatitis A, papilomatosis viral. Los resultados observados son excelentes. No he observado efectos adversos y todos lo han tolerado excepto una paciente que no pudo usarlo porque resultó alérgica.

Desafortunadamente aunque está documentado en las historias clínicas no tenemos la recolección y publicación de los datos. Tampoco ha sido posible realizar estudios controlados por el escepticismo de la comunidad médica en los beneficios del tratamiento, debido a que consideran no robusta la evidencia y por lo tanto no fue posible conseguir apoyo institucional para grandes estudios.

Lo que podríamos aportar sería los testimonios de los pacientes. Como en el país ya no se consiguió IFN α que usábamos inicialmente, cambiamos a IFN β que tiene la misma efectividad antiviral del IFN α y como no hay presentaciones sublinguales, diluimos la ampolla que se vende para uso parenteral, en solución salina a 400 unidades por gota y de esta forma podemos usarlo manteniendo el preparado en refrigeración.

La experiencia nos ha mostrado que funciona todo el tiempo de vigencia del medicamento. Tenemos la convicción que la mejor estrategia para evitar una catástrofe como la que está ocurriendo en los países primero afectados, sería utilizar masivamente IFN α o β suministrándole a toda la población en forma oral”.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar