Cali, mayo 5 de 2021. Actualizado: miércoles, mayo 5, 2021 17:05

TEMAS DESTACADOS:

Existen cuatro ambientes donde los niños y niñas sufren violencia

¿Qué quiere decir ser un buen padre o una buena madre?, un experto responde

Diario Occidente tuvo la oportunidad de hablar con el Premio Nobel de Paz Nils Arne Kastberg, ex director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, experto en temas de desarrollo, educación, construcción de paz y reducción de violencia, con quien analizamos temas coyunturales enfocados en la niñez.

¿Cómo ha afectado la pandemia el desarrollo de los niños en América Latina?

Estudios que han salido por la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) y otros entes como Unicef, hablan de un aumento de todo lo que es la violencia intrafamiliar y los niveles de violencia en el hogar.
Para los niños que no tienen acceso a internet se ha dificultado bastante el participar en clases en línea, así que para muchos el anterior progreso en Latinoamérica, en donde cada año avanzaba un poco el promedio en que los niños latinoamericanos estudiaban, se ha frenado y ha tirado para atrás.

Ha habido bastante deserción escolar, así que sí, claramente la pandemia ha tenido un impacto muy serio que va a requerir esfuerzos para tratar de recuperar tan pronto eso sea posible el tiempo perdido, en la medida que se pueda hablar de recuperar el de aquellos que no han podido estudiar.

¿Qué piensa de la alternancia educativa?

No es lo ideal. Todavía tenemos un desafío en cuento a las vacunas, ya las están probando en edades entre los 12 y 18 años y esperemos que para fin de año y principio del próximo ya existan mejores estudios sobre lo que es vacunación en niños menores de 12 años, porque lógicamente va a ser difícil tener clases presenciales para todos.

También tenemos un problema en Latinoamérica, en Medio Oriente y en África, en donde hay ciertos grupos de padres que no tienen interés en que sus hijos se vacunen y eso presenta, por supuesto, ciertos desafíos adicionales.

En cuanto a la metodología de dar ambas oportunidades: presencial o virtual, es bueno, siempre y cuando los niños tengan la posibilidad de acceso a internet, lógicamente que eso puede ser una alternativa mientras esperamos una solución más duradera.

¿Qué opina de la reciente ley que prohíbe el castigo físico a menores de edad en Colombia?

Para empezar, el castigo corporal en algunos contextos se ha visto como parte de instrucción y ese es un modo incorrecto, incluso, en ciertos círculos religiosos se interpreta la biblia y el uso de la vara, hay cinco citas de proverbios que hablan de la vara, que es un instrumento que usaban los pastores para guiar a sus ovejas, jamás se usaba en la antigüedad para pegar a las ovejas, si lo hubieran hecho las ovejas se habrían dispersado por todos lados.

Es algo más reciente usar la vara como castigo corporal en vez de como guía. La vara se usaba para que las ovejas no se salgan del sendero y en el antiguo testamento las citan, de hecho, se refieren a que uno tenga los valores para saber ir recto, no ir a la izquierda ni a la derecha, mantenerse en la vía correcta a través del comportamiento.

Lamentablemente se volvió un tema cultural estar dando castigo corporal a los niños. De los cuatro ambientes donde los niños encuentran y sufren violencia son: el hogar, la escuela, las instituciones y en la sociedad, pero donde más violencia encuentran es en el hogar y es eso lo que se ha aumentado durante la pandemia.

¿Cree que será efectiva esta ley?

Me parece muy importante que una medida que prohíbe el castigo corporal esté acompañada de la pregunta ¿qué quiere decir ser un buen padre o una buena madre? Y lamentablemente hemos visto en los últimos 20 años que el tiempo que los padres dedican a hablarle a su hijo o hija mirándolos a los ojos se ha reducido alrededor de 11 minutos por día y, con frecuencia, es para mirarle con rencor o con ira o para tratar de corregir al menor, no para construirle la autoestima.

Muchos dicen, mi adolescente no me hace caso, el problema es que lo que no se hizo entre 0 y 10 años de edad, eso lo vamos a cosechar entre los 10 y los 18 años, o sea, si uno no dedica tiempo a hablar con su hija o su hijo todos los días, a darle un abrazo, a demostrarle cariño de 0 a 10 años, cuando lo haga ya será muy tarde, por eso me parece sabia la medida, pero tiene que estar acompañada de una concientización de la sociedad de que hay muchos mejores modos de instruir a los hijos y de ganarse el corazón y el afecto de ellos.

La semana pasada, Nils Arne Kastberg participó como invitado en el lanzamiento de la Fundación Carmelita, en donde habló de la importancia de una inversión en la estimulación temprana de la niñez para lograr mejores resultados educativos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: