Cali, octubre 7 de 2022. Actualizado: viernes, octubre 7, 2022 09:14

TEMAS DESTACADOS:

Hay miedos reales y miedos inventados

Cuando los payasos y el halloween son fobias

“Todavía recuerdo como si fuera ayer cada vez que mis papás salían por la noche los fines de semana, nos dejaban a mi hermano de 4 años y a mí de 6 con la niñera. Ella nos asustaba con diferentes historias. En algunas ocasiones nos decía que unos perros nos iban a atacar, otras veces nos contaba que mis papás habían tenido un accidente”.

“Mi hermano lloraba sin parar, yo me metía con él en la cuna, nos tapábamos con las cobijas y rezábamos al ángel de la guarda hasta que nos quedábamos dormidos”.

“Al otro día, le contábamos a mis papás la historia y les rogábamos que nunca más nos dejaran con ella, pero no nos creían; ellos nos aseguraban que era una pesadilla, que no era real, que lo habíamos soñado. Este es el primer recuerdo que tengo de mi infancia”.

Este es un relato de una mujer que hoy es desconfiada e insegura y que asistió a terapia a los 30 años con la psicóloga Ana María Reyes.

Esta historia es una de las muchas que los expertos escuchan, por ello a propósito de la celebración de Halloween y del éxito mundial de la película It resulta importante hablar de dos de los miedos más extendidos de los niños: la Samhainofobia, el miedo irracional y atroz a la fiesta de Halloween o la coulorofobia o miedo a los payasos.

Los niños que sufren de estos miedos no soportan la decoración, la música, los disfraces y los sustos o bromas que se realizan para estas fechas.

Para la sicológa Reyes, las relaciones entre la ficción y la realidad podrían estar confundiendo a los niños, despertándose en las noches; sin embargo, las pesadillas y miedos nocturnos pueden considerarse normales, a menos que les afecte actividades lúdicas, académicas o cotidianas de los menores.

Detrás de las palabras de los niños siempre hay un contenido que no se debe ignorar. Hay miedos reales y miedos inventados, pero todos nos están hablando e informando algo sobre los niños.

“Puede ser que los niños inventen miedos para ser oídos, porque se sienten inseguros, porque no son capaces de decir lo que sienten, porque necesitan afecto, o porque sufrieron un evento que no son capaces de contar a los padres y lo disfrazan de esta manera” afirma la experta.

La psicóloga Ana María Reyes Tirado directora de la Fundación Syncronía explica que: “el miedo es la emoción más limitante que puede experimentar el ser humano pero nos protege cuando estamos en peligro físico; no obstante, puede limitarnos sino se trata adecuadamente”.

Cuando sufrimos eventos impactantes emocionalmente durante la infancia, en el cerebro se guardan esos recuerdos y cuando en el presente la persona está expuesta a una situación similar a la del pasado, reacciona de forma sobredimensionada.

La doctora Ana María Reyes asegura que: “El dialogo es el principal medio para resolver cualquier tipo de inquietud o angustia de los niños. Es indispensable encontrar la razón de la expresión de los miedos”.

El rol de los padres es apoyar a sus hijos y supervisarlos en sus actividades diarias. Además, evitar exponerlos a actividades o situaciones que les generen algún tipo de miedo o temor.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: