Violencia política

Rosa María Agudelo Ayerbe

El reciente informe de la MOE sobre la violencia política en todo el país, de cara a las elecciones de octubre, es alarmante. Luego de este 27 de julio, día en el que cerraron las inscripciones, 23 candidatos han sido víctimas de violencia política, 17 han recibido amenazas, 1 sufrió un atentado, otro fue secuestrado y 4 fueron asesinados.

Hace mucho tiempo no teníamos un panorama tan difícil en la contienda electoral. Sin duda, el recrudecimiento del narcotráfico y las disputas territoriales de los diferentes actores ilegales tienen que estar jugando un papel importante en esta situación de extrema violencia. Sin embargo, lo que más me entristece de la situación política de nuestra sociedad es la violencia verbal que están protagonizando los “ciudadanos de bien” que dicen defender la democracia. Las redes sociales están cargadas de odio y de intolerancia.

Quienes los idean deberían preguntarse ¿Qué pasaría si cada Twitter, cada meme, fueran una bala? La violencia que termina en un muerto tiene origen en el irrespeto por las ideas del otro y por el afán de defender a toda costa intereses mezquinos. En esta contienda no hay que ser para, guerrillo, narco o corrupto para protagonizar hechos violentos. Deberíamos pensar en eso antes crear o darle click a un mensaje que desprestigie, deshonre o ponga en riesgo a alguien por el solo hecho de no pensar como nosotros. La polarización que estamos cultivando es tan peligrosa como la violencia armada que condenamos de otros.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar