Vamos a Popayán

Rosa María Agudelo Ayerbe

Los 27 días que permaneció bloqueada la vía Panamericana por cuenta de la minga indígena le dejan pérdidas al departamento del Cauca que se estiman en $60.000 millones.

No hay un sector que no se haya visto afectado. El comercio, la construcción, el transporte, el agro estuvieron prácticamente paralizados.

En este departamento la composición empresarial está soportada en pequeñas empresas que no tienen capacidad para financiar este tipo de emergencias, lo que agrava la situación.

Sin embargo, puede pensarse que el turismo sea el sector de mayor afectación puesto que los bloqueos se dieron justo ad portas de la Semana Santa, evento más importante del año para la capital del departamento.

A pesar de la minga, la Junta Pro Semana Santa nunca consideró la posibilidad de suspender las procesiones. Sin embargo, una cosa es la Semana Santa abierta a turistas y otra muy distinta a puerta cerrada.

Durante los bloqueos, Cotelco informó sobre la cancelación masiva de las reservaciones hoteleras. Al final del paro se estimaba que la ocupación para esa temporada había caído al 10%, una cifra catastrófica para la industria.

El departamento del Cauca es el tercero más pobre de nuestro país y difícilmente se recupera de contingencias como la generada por las comunidades indígenas.

Visitar Popayán en esta Semana Santa es un pequeño aporte no solo a la reactivación económica sino anímica de la región.

Los bloqueos, el desabastecimiento, los hechos violentos minan el ánimo de cualquiera, celebrar la Semana Santa es una tradición ancestral que siempre ha servido para subirles la moral a los caucanos, por eso este año nos vamos para Popayán.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar