Santa Rosa

Leonardo Medina Patiño

Cali tiene lugares emblemáticos que en la medida que llega el vértigo de la modernidad o posmodernidad los va olvidando. Pero ellos, dignos y tercos, perviven para hacerse sentir y conservar la memoria e identidad de nuestra ciudad.

Uno de esos espacios es el parque de Santa Rosa, donde están ubicados los libreros que tienen en su haber ediciones antiquísimas, de esos que a veces van adquiriendo la categoría de incunables, como también tienen hasta la más reciente publicación. Por ello, es imprescindible apoyar la gesta que estos libreros han sostenido durante años y que los ha llevado a que el parque sea un lugar icónico, que debe protegerse.

El famoso libro usado o libro de viejo es una joya para quienes husmean permanentemente en librerías buscando ediciones especiales que ya están agotadas, y que difícilmente se encuentran en las redes sociales o en el ciberespacio, donde solo – a veces- lo que vale es la pirotécnica.

Incrustado en esa esquina de la carrera 10 entre calles 10 y 11, este parque contiguo a la iglesia que lleva el mismo nombre, es un lugar para visitar, para pasearse conocer o adquirir publicaciones, títulos olvidados; lo mejor, es que la asociación de libreros que han conformado quienes llevan treinta y cuarenta años viviendo en ese oficio, ha permitido conservar ese espacio en buen estado, que es un punto en su favor para fortalecerlos y acompañarlos para que la memoria no se extravíe en caminos brumosos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar