Los indígenas en cifras

Rosa María Agudelo Ayerbe

No me cabe la menor duda de la precaria calidad de vida que tienen las comunidades indígenas de nuestro país.

Sin embargo, su situación no me parece congruente con los recursos que les asigna el Estado.

No voy a caer en el discurso de muchos al referirme a las “deudas ancestrales”, por lo tanto tampoco voy a hablar del pasado remoto en cuanto a las acciones del gobierno.

Los indígenas del Cauca son 190.000, que equivalen al 15% de la población del departamento. En los últimos cuatro años la nación les ha transferido, en cabeza de los gobernadores indígenas, $160 mil millones, o sea cerca de $90 millones por habitante. Si lo anterior fuera un salario, cada uno habría recibido un ingreso mensual de $1,8 millones.

¿Se compadecen esos recursos con su nivel de vida? No. Entonces, ¿A dónde han ido a parar?

Vayamos al tema de las tierras. El Cauca tiene una frontera agrícola de 1.1 millones de hectáreas. Los indígenas tienen 350 mil, el 31%.

En el Valle, los ingenios azucareros tienen sembradas 225.000 hectáreas. Estas cifras no requieren un profundo análisis.

La “deuda histórica” que tenemos con las comunidades indígenas es lo más parecido a un “gota a gota”. La cuenta nunca la terminaremos de pagar y mucho menos con semejante “oficina de cobro” que encontró en el bloqueo a la Panamericana la mejor manera de “vacunar” a los gobiernos.

Las comunidades indígenas han tenido la sartén por el mango porque pueden sitiar Popayán y Pasto.

A los gobiernos les han faltado planes eficientes de contingencia que les quite a los indígenas esa arma de negociación.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar