Lo inverosímil del covid

Rosa María Agudelo Ayerbe

Varias noticias me impactaron la semana pasada con respecto al covid. La primera fue la veloz recuperación de Donald Trump. El presidente de Estados Unidos fue hospitalizado y solo tres días después salió vigoroso. Tan sano que llegué a pensar que su contagio era un feak electoral.

Al mandatario le dieron un “cóctel” experimental que frenan el avance del virus. Medicamentos que no se nos pueden aplicar “al común” de los mortales porque no están aprobados. Se puede “ensayar” con un presidente pero el planeta tiene que guardarse o morirse. El caso de Trump demostraría que el mundo no tiene que seguir detenido por cuenta de la enfermedad al costo que esto tiene.

Otra noticia que no podemos dejar pasar es el vínculo entre las aglomeraciones ocasionadas por las movilizaciones y el aumento de los contagios en Bogotá evidenciado por la alcaldesa Claudia López. Situación que se registra en todas las ciudades aunque los alcaldes no se hayan atrevido a hacer la relación. Un argumento más para condenar la irresponsabilidad de quienes siguen convocando a la ciudadanía a salir a la calle.

Para rematar, salieron las estadísticas de los contagiados, los fallecidos y los pacientes en UCI. En Colombia, 20.000 de los 27.000 fallecidos por Covid son mayores de 60 años. La ocupación de las UCI está en aumento con pacientes de estas edades. Lo grave del asunto es que el Gobierno no puede declarar cuarentenas a este segmento de población porque un grupo de adultos mayores ganó una tutela por trato discriminatorio. ¿Tendremos un nuevo pico? ¿Terminaremos confinados todos? Paradójico que sea por cuenta de los derechos a la movilización de unas minorías.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar