La grandeza de Varela

Umberto Valverde

El conversatorio que realizamos el martes, en el Centro Cultural, entre Rafael Quintero y mi persona, en una primera hora con José Aguirre y los cantantes de Niche, Luis, Yuri y Alex, continuando en la segunda hora con Alvaro Cabarcas -Pelusa-, Richie Valdés, Tarry Garcés, Irma Restrepo y Cris Varela, fue uno de los mejores donde me he sentido.

El conocimiento de cada uno de los invitados, la pertinencia de sus observaciones, los conceptos agudos de Aguirre, los aportes de Tarry, Pelusa y Richie, dan la dimensión de lo que fue Grupo Niche a través de los tiempos, siempre conformada por grandes músicos, que le aportaron a Varela, y que él, inteligentemente, supo aprovechar. Por eso se convirtió en una escuela, hoy en día los mejores aportes de la salsa caleña están hechos por quienes estuvieron en Niche.

Varela fue un visionario. Cuando lo conocí en 1981, me dijo que era hijo de Teresa Martínez y tenía 150 composiciones. Le pregunté quien era su madre y me explicó. Todo su cultural oral venía de ella, una educadora y poetisa. En ese momento nadie lo había entrevistado, pero vi un hombre lleno de convicción y seguridad. Le creí y siempre creamos una amistad, donde hubo afecto, polémica, discusión, diálogo, confrontación y cariño.

Ahora, con Cristina, su hija, Omar Díaz, director del programa editorial de Univalle, estamos contentos porque lanzamos El Amanecer delos Pájaros, la novela inédita de Varela, el 18 de octubre en la plazoleta que lleva su nombre.

En este mundial de la salsa, en el marco de los años ochenta, el Grupo Niche se presentará el viernes en el coliseo del Pueblo, donde tocó la Fania en 1980.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar