Rosa María Agudelo

La educación y el estallido

Rosa María Agudelo

Esta semana realizamos dos eventos del Diario Occidente en los colegios de Cali. Un taller de emprendimiento en el Instituto Central de Comercio y Eduka Cali. Conversando con los rectores me dejaron impresionada tres cifras. La primera, actualmente se estima que hay cerca de 74.000 jóvenes en la capital del Valle en edad escolar que están fuera del sistema. Muchos de ellos muchachos que estaban en 9 o 10 antes de la pandemia y que dejaron sus estudios inconclusos. El segundo, actualmente por cada alumno de los programas de ampliación de cobertura el Estado les paga a los colegios 130 mil pesos mensuales, mientras que cada muchacho en el centro de rehabilitación Valle del Lili tiene un “costo” que se acerca a los dos millones 500 mil pesos. No hay que saber mucho de educación o de prospectiva para ver que estamos frente a un problema social de inimaginables consecuencias. No han pasado sino 6 meses del estallido social y muchos piensan que este es un tema “superado”. Incluso le he escuchado a algunas autoridades que estamos preparados para afrontar un nuevo paro desde la capacidad represiva de nuestra fuerza pública. Sin embargo, al confrontar estas cifras y al ver que en términos de educación no hay una propuesta de reforma significativa del sistema, pienso que Colombia seguirá afrontando estallidos cada vez más frecuentes, violentos y prolongados. La educación de calidad exige infraestructura decente, profesores calificados, temas pertinentes y seguimiento a los estudiantes. ¿Estamos garantizándola? En este panorama indigna que pasen cosas como las de Centros poblados en las que se perdieron los 70 mil millones de pesos que debían invertirse en brindarle conectividad a 5.000 escuelas rurales.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar