Jamundí: El secreto mejor guardado del Valle

Paola Andrea Arenas Mosquera

El Valle del Cauca tiene de sur a norte, en Jamundí, el primer tesoro del Departamento. Un municipio que se dio a conocer turísticamente por el sabor poco superable de sus tradicionales cholados y la deliciosa comida típica que puede disfrutarse en sus parajes campestres, clubes deportivos y escenarios naturales.

Sancochos de gallina y de bagre, platos criollos y fritangas, son algunas de las provocaciones que los turistas han buscado siempre en Jamundí; pero “el primero del Valle” no sólo lo es por su ubicación geográfica. Jamundí también es primero en biodiversidad y riqueza hídrica. Es, por si no lo sabe, primero en cascadas, ríos, charcos y humedales: Una ventaja natural que le otorga tesoros que pocos vallecaucanos conocen en detalle y muchos colombianos ignoran.

Andrés Felipe Ramírez, uno de los Alcaldes más jóvenes e innovadores de Colombia, tiene muy bien identificada la forma como debe abrir el telón, para descubrir ante los ojos de propios y extraños, las riquezas escondidas que en pandemia, pueden convertirse en el secreto mejor guardado del Valle. Y para lograrlo cuenta con la mejor coequipera: Arabella Rodríguez, una secretaria de Turismo visionaria y ante todo sensible, para trabajar hombro a hombro con las comunidades rurales y los prestadores de servicios turísticos del territorio que con la fe intacta luchan para emprender la reactivación.

En momentos en los que las organizaciones mundiales del Turismo y de la Salud, sugieren volver la mirada al turismo de naturaleza como primera opción para una reactivación de actividades, no sólo desde el punto de vista económico, sino también de bienestar, de forma regulada, con protocolos de bioseguridad y evitando aglomeraciones; el senderismo, las caminatas ecológicas, el avistamiento de aves, y los recorridos a campo abierto, se convierten en la primera opción para reconectar con la vida y preservar nuestra salud física y mental.

Jamundí, -deben saberlo quienes me leen-, tiene a manera de moñona, 12 extraordinarias rutas que cumplen con esa condición de bioseguridad y de bienestar para disfrutar en familia. 12 fantásticos recorridos con un elemento común: El agua.

Agua que fluye en corrientes de vida!…Porque entre ríos, charcos, cascadas, humedales y piscinas naturales a manera de jacuzzis cercados por piedras con aguas cristalinas, podemos recargar las energías que este año nos arrebató y re encontrarnos con la tranquilidad que usted y yo merecemos descubrir y disfrutar.

Como si la belleza de estos 12 destinos en la ruralidad jamundeña no fuera suficiente, cada paraje natural se complementa en equilibrio perfecto por la esmerada atención de los prestadores de servicios turísticos ubicados en los 13 corregimientos que ocupan los mágicos destinos: cocineras y cocineros de tradición, artesanos, portadores del costumbrismo oral y huellas imborrables que la cultura indígena grabó en los petroglífos de las rocas que se erigen y permanecen imborrables en el tiempo. Una ruta etno-cultural y otra ancestral afro, complementan a aquellas en las que predominan el agua, las aves y riqueza oculta en los ecosistemas de humedales y senderos aptos para todo tipo de actividad física. Circuitos sorprendentes con una guianza revestida de una nueva narrativa que se impone para invisibilizar los referentes que intentaron robar protagonismo a tanta belleza y magia.

Por eso con su turismo, Jamundí se levanta. Estoy segura de que las nuevas generaciones no hablarán de violencia, corrupción, ni narcotráfico; porque la biodiversidad, grandeza y calidez de esta tierra se impondrán en el exitoso ejercicio de posicionamiento de destino de naturaleza que su gobierno de los ciudadanos ha decidido emprender. Tienen ventajas insuperables para lograrlo y giran en torno al agua como protagonista para lavar cualquier referente estigmatizante del pasado y refrescar nuestra memoria con experiencias fantásticas que siempre querremos repetir.

De las doce maravillosas rutas turísticas diseñadas, me encanta el involucramiento de actores comunitarios. Todos los recorridos, -explican Alcalde y Secretaria de Turismo-, han sido planificados para que de los 350 millones que serán invertidos entre la Administración Municipal y la caja de compensación de Comfenalco como operador, el 95% se queden en los prestadores y actores del territorio. Un gesto que da cuenta de la voluntad política existente para una reactivación efectiva que trascienda los discursos. Ellos, los actores y emprendedores del turismo necesitan que superemos los acostumbrados ejercicios de capacitaciones que se promueven. Necesitan inyección económica porque es inaplazable que mejoren sus flujos de caja.

Durante los próximos meses, por cuenta de su Administración Municipal, 1000 invitados especiales, líderes de opinión e influenciadores, visitarán a Jamundí: el primero del Valle. Realizarán aleatoriamente una de las doce rutas mágicas que desde el agua de sus cascadas, ríos, charcos y humedales conducen a los visitantes por la exuberante naturaleza de exóticos rincones que nos reconectan con la vida. Cada uno de esos 1000 nuevos embajadores con seguridad ayudarán a posicionar Jamundí como la tierra dulce que lo es por mucho más que el cholado!… El lugar donde raizales y visitantes se convierten en hermanos de una historia de grandeza y riqueza natural inimaginable, con una nuevo relato para contar. ¡Una historia que reivindica a manera de tesoro, el secreto mejor guardado del Valle!

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar