Diario Occidente

Jamundí: ejemplo nacional

Juan Camilo Vanegas

Las pasadas elecciones de autoridades locales dejaron dos resultados en el Valle del Cauca que hacen renacer la esperanza que se puede hacer política de forma diferente y con principios: la elección de los Alcaldes de Palmira y Jamundí. Sin maquinarias, sin familias políticas, dos jóvenes, preparados e interesados en el bienestar de sus municipios desarrollaron un discurso en contra del establecimiento y lograron ganar contra todo pronóstico estas Alcaldías.

Particularmente, en medio de la crisis social que estamos viviendo, llama mucho la atención la forma en que Andrés Felipe Ramírez, Alcalde de Jamundí, ha manejado el paro nacional. A pesar de que Jamundí no se encuentra a más de 10 kilómetros de Cali. Los hechos de violencia por parte de las fuerzas públicas o de la ciudadanía, salvo uno o dos hechos aislados, no han sido el común denominador, como si lo han sido en Cali.

En Jamundí el paro se ha vivido en paz, la administración municipal ha dispuesto mesas de diálogo con los protestantes y las jornadas han transcurrido pacíficamente. Tanto diálogo ha existido entre las partes, que ya se lograron levantar los bloqueos de las vías principales y poco a poco todo regresa a una relativa normalidad, mientras el Presidente Duque atiende las demandas ciudadanas del paro y ponen fin a esta problemática.

Algo para resaltar, es que la administración municipal siempre tuvo la certeza de encontrar una salida dialogada, concertada, hasta el punto de rechazar tajantemente el ofrecimiento de asistencia militar por parte del gobierno nacional. El caso más tensionante se presentó quizás con el intento de ingreso de más miembros de la minga indígena a Cali, cuando la gobernadora había decretado el cierre del Departamento. Indígenas y protestantes de un lado y miembros del Esmad del otro, separados por escasos 500 metros, hicieron temer a varios habitantes de Jamundí que se repetirían hechos de violencia como los que han azotado a Cali durante todo el paro, pero gracias al diálogo la confrontación no fue más allá de estar parados unos en frente de los otros por una noche, hasta que los indígenas decidieron retirarse de vuelta a su departamento, el Cauca.

Así, es mucho lo que se puede aprender a este joven Alcalde y su joven equipo de gobierno. Hago bastante énfasis en la palabra, joven, porque es una muestra que, a diferencia de como piensa el Senador Iván Marulanda, los jóvenes sí pueden construir ciudad, región y país. ¡Jamundí, gracias por este gran ejemplo nacional!

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar