Gardeazábal

Leonardo Medina Patiño

Saber el momento oportuno para cortarse la coleta es de sabios, posibilita salir en hombros y abrir la puerta grande, y eso has hecho, apreciado escritor. Aunque no por eso se da por bienvenido tu retiro de la opinión periodística, toda vez que recibir a diario tu columna en El Jodario se convirtió en una bitácora para entender la realidad del país y el mundo, ahora quedamos volando por instrumentos.

Ha sido mucha el agua que ha pasado debajo del puente. Amenazas, insultos, entre otras manifestaciones de desafecto porque dices la verdad, que es impronta en tus opiniones. Pero somos más los que te predicamos afecto, y por eso te rodeamos en esta ocasión con las palabras, esas que te han llevado a un estadío de monarca.

Ya está instalado el mausoleo en Medellín, donde te acogieron luego del retiro en el “cementerio libre” de Circasia; ahora sigue el deleite, los sápidos almuerzos en “El Porce”, donde quienes te visitamos nos enteramos hasta del más mínimo detalle del acontecer nuestro, porque siempre estás bien informado.

Llegó la hora de sentarse a leer despacio, releer los clásicos, ver cine, alimentar los gansos y cultivar orquídeas. Visitar amigos, conversar sin el afán de los viajes por compromisos literarios o políticos, estarse en Cartagena y recibir esa brisa yodada del Atlántico que te devuelve a la vida, para que nos entregues esas memorias que llevas algún tiempo escribiendo.

Viñeta: Aplausos a rabiar para la señora gobernadora Dilian Francisca Toro, por ese informe de gestión entregado a columnistas de opinión y periodistas, donde demostró esa capacidad de trabajo y liderazgo colectivo.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar