Ciudadanos armados

François R. Cavard M.

Llegó la oportunidad para que los ciudadanos norteamericanos prueben el verdadero valor que tiene su segunda enmienda constitucional, esa que les protege y garantiza el derecho a poseer y a portar armas: Los valientes y honorables miembros de sus Fuerzas Armadas, así como el resto del mundo, muy seguramente podremos apreciar la determinación, compromiso y responsabilidad con que los ciudadanos norteamericanos del común defenderán su territorio de la violenta embestida de esa envalentonada turba de delincuentes y miserables socialistas subdesarrollados que pretenden invadirles para parasitar, ahora a la brava, de su respetada, admirada, compartida y trabajada prosperidad.

Está tan trastornada la izquierda, que ahora busca imponer que la próspera, generosa y laboriosa nación asuma las consecuencias y pague los costos de los fracasados modelos comunistas, socialistas y/o narcopopulistas que arrasaron con naciones centroamericanas y sumieron a sus ya de por si ignorantes, perezosos y cobardes conciudadanos en mayor miseria material a la que padecían cuando en algo funcionaban sus corruptos modelos democráticos y capitalistas.

Las mal llamadas cortes penales internacionales (CIDH y CPI) tienen un sesgo político vulgarmente inclinado a la fracasada izquierda, por lo que dejar en manos de sus efectivos militares la defensa de su territorio ante esta nueva estrategia de los cobardes socialistas narcopopulistas, encubridores cuando no cómplices y simpatizantes de pedófilos pederastas narcoterroristas, resultaría en una infame cacería de brujas contra ellos; En cambio, difícil le quedará a esos “jueces” simpatizantes y encubridores de narcoterroristas, juzgar a los ciudadanos que defienden su tierra de graves amenazas e invasiones como esta que se les pretende hacer.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar