Leonardo Medina Patiño

Biblioghetto, Esquina Latina y Napoleón

Leonardo Medina Patiño

Nada más afortunado en Cali que tener quienes lideren procesos socio-culturales con la emoción de niños aventureros, y que muestren reales frutos alejados de la pirotecnia y el ruido ensordecedor y el humo, que se diluye en un dos por tres, sin dejar huella en la gesta cultural de la ciudad.

Y en la ciudad tenemos a Biblioghetto, que dirige el escritor y gestor cultural Gustavo Gutiérrez, quien con la mística que le ha dado la vida de barrio, del quehacer cotidiano y el esfuerzo individual, ha logrado crear un espacio sólido, que hasta el afamado escritor Mario Mendoza ha aplaudido por los resultados obtenidos.

Él, junto a su compañera Zeidy Riveros, quien acaba de compilar relatos en el libro “El barrio de Jey”, son parte de ese entramado cultural que debe potencializarse para tener una ciudad lectora y escritora.

Así mismo, el maestro Orlando Cajamarca, director del teatro Esquina Latina, que acaba de conmemorar cincuenta años de creación, vive lo que hace, palpita en el devenir de la historia, y deja – insisto- una huella más allá del “consumo y el humo”, como dijo el poeta uruguayo Benedetti.

Ahí tiene el alcalde electo Alejandro Eder apuestas comunitarias para fortalecer. Y como ellas hay muchas en el territorio, al que le apostará con tino.

Y como el espacio no da para ampliar, quiero decirles que la película Napoleón ha generado aspaviento en críticos, historiadores, literatos, cinéfilos y público sin rótulo.

Dos horas y veinte minutos para condensar la vida de Napoleón en el cine, puede ser mucho o poco, pero hay que verla. Por lo pronto sugiero las lecturas que de la película han hecho Juan Esteban Constaín y Armando Barona Mesa.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar