Cali, abril 19 de 2021. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Un antojo es un estado emocional que llega de forma repentina y lleva a las personas a consumir un determinado alimento.

¿Le provocan dulces, fritos y chocolates? Esto dicen sus antojos

Es común pensar que cuando a una persona se le antoja un alimento su cuerpo está teniendo necesidad del mismo, esto puede ser cierto, pero solo a veces. Si bien el cuerpo sí está enviando señales, no necesariamente quiere decir que el organismo requiera de alguna comida, a esto se le conoce como antojos.

Un antojo es un estado emocional que llega de forma repentina y lleva a las personas a consumir un determinado alimento. Aunque es cierto que pueden surgir de la nada, también son activados por circunstancias desencadenantes como pasar por un lugar determinado, un olor específico o algún otro estímulo.

«Muchos antojos tienen como origen causas psicológicas como el estrés y la ansiedad, y no son realmente el resultado de una deficiencia nutricional, ni tampoco corresponden a la necesidad fisiológica de comer que siente el cuerpo cada cierto tiempo» asegura la doctora Adriana Cadena, nutricionista de la Clínica Colombia de Colsanitas.

Sin embargo, según estudios, algunos deseos de comer un alimento específico pueden estar relacionados con desequilibrios o deficiencias nutricionales:

– Tener ansias de consumir dulces puede suceder porque una persona está sufriendo de subidas o bajadas de los niveles de glucosa en la sangre, o bajos niveles de serotonina y endorfinas, que son las responsables de la energía y de la sensación de bienestar y calma.

En vez de comer dulces, lo mejor será optar por comer un carbohidrato complejo, que se absorbe lentamente y evita picos de glucosa. Algunas opciones pueden ser avena, arroz integral, pan integral, galletas de quínoa, granos y legumbres.

– Las ganas de frituras o alimentos grasosos pueden indicar que el cuerpo tiene deficiencias en ácidos grasos esenciales como Omega-3 y Omega-6, que son los encargados del buen funcionamiento celular y hormonal. Para esto, lo mejor será incrementar el consumo de salmón, atún, sardinas, aguacate, aceite de oliva, nueces y semillas.

– El deseo de comer algo de chocolate podría alertar sobre la falta de magnesio, un mineral que cumple el rol de mantener el funcionamiento normal de huesos, músculos y nervios y un sistema inmunológico fuerte.

También puede deberse a cambios hormonales durante períodos menstruales, a un cuadro de estrés o depresión, o a una escasez de vitaminas del complejo B. En este punto, en vez de recurrir a una chocolatina, se debería optar por una tableta que contenga al menos 70% de cacao.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: