Mario Germán Fernández De Soto

¿Recesión inminente?

Mario Germán Fernández De Soto

Aunque algunas entidades como la OCDE han expresado que la economía colombiana será una de las que más crecerá en la región en 2022, alcanzando un PIB de 6.1%, una mayoría de expertos en la materia anuncia una recesión mundial para el próximo año, en virtud a los fenómenos inflacionarios que se han presentado en países como Estados Unidos, en donde el índice de inflación ya es del 8,6%, obligando al Comité Federal de Mercado Abierto, FED, del Banco Central, a aumentar la tasa de referencia en 75 puntos básicos, que lo llevan hasta un 1.75% de interés, previéndose que para este fin de año llegarán hasta un 3,4%; lo que implicaría otros 175 puntos básicos de ajuste durante el corriente período, que constituiría el incremento más alto desde 1994.

Esto hará que se endurezca la política monetaria, lo que se reflejará en el costo de la vivienda, los automóviles, los bienes de consumo en general y en el valor de los créditos para los americanos, y conducirá a una contracción económica en ese mercado, la que afectará a otras economías que dependen en gran medida del país del norte.

De la misma manera, los bancos centrales de distintos continentes como el Banco Central Europeo y el de la Reserva de Australia, entre otros, están tomando las mismas previsiones para proteger su economía interna, circunstancia por la cual Colombia ha subido sus tipos de interés 1.5% desde el 6% hasta el 7.5% anual, en atención a que, según el Dane, la variación mensual del IPC fue de 0.51%, y la acumulada en el año asciende a 9.67%, es decir, 6.04 puntos porcentuales, mayor que la reportada en el mismo período del año anterior, cuando estuvo en el 3.63%.

Por estas razones, es necesario analizar el difícil panorama mundial que está produciendo una “tormenta económica perfecta”, que conllevaría a lo que la mayoría de los analistas internacionales ha denominado como una “recesión”, para lo cuál, tanto de manera personal como institucionalmente, los colombianos debemos prepararnos de la mejor forma posible para afrontar el alto costo del dinero que impide una sólida inversión de parte de los empresarios, así como la generación de empleos productivos por causa de la desaceleración económica global y nacional.

Es indudable que el gobierno nacional y el Banco de la República tienen que planificar muy bien la estrategia para la amortización del “golpe” que generarán en el corto y el mediano plazo estos sorpresivos cambios globales que impactarán los mercados y los bolsillos de todos, sobre todo de los menos favorecidos, para quienes la inflación se convierte en un lesivo impuesto a la canasta básica familiar; al mismo tiempo que, ya se habla por parte del reciente Ministro de Hacienda designado de la presentación de un proyecto de reforma tributaria que mantiene a los sectores productivos en una alerta máxima por las consideraciones de orden fiscal que ella implica en el ejercicio financiero y contable de sus negocios.

Pienso que la incertidumbre, producida por estos impactos internacionales, que nos afecta a la gran mayoría de ciudadanos, a lo cuál se suman los altos costos de los insumos ocasionados por la guerra entre Rusia y Ucrania, además de la devaluación del peso frente al dólar, debe afrontarse de manera disruptiva por parte del Emisor, no solamente subiendo las tasas de interés, sino también promoviendo medidas novedosas de estímulo monetario que mitiguen la crisis potencialmente cercana, para que impulsen a los inversores a movilizar la economía interna y, de la misma manera, decretando incentivos tributarios para quienes propicien nuevos negocios y creen más y mejores puestos de trabajo.

La presunta inminente recesión mundial tiene que asumirse con mecanismos internos de choque que logren aliviar su efecto y, a la vez, con instrumentos financieros que motiven a los actores económicos y empresariales a seguir invirtiendo en el país, produciendo crecimiento social, económico y mayores ingresos productivos para la economía doméstica.

Por: Mario Germán Fernández De Soto

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar