Por cuenta del rebrote

Rosa María Agudelo Ayerbe

La semana pasada visité la estatua de Belalcázar y vi un grupo de 10 jóvenes tomándose fotos, abrazados y sin tapabocas. Continuamente paso por el parque del perro y las escenas en las mesas de la zona gastronómica “biosegura” son similares; salí a comprar un aguacate, el vendedor no tenía tapabocas; necesité un arreglo hidráulico y el técnico tampoco lo usaba. Los dos dijeron que no creían en la enfermedad.

¿Qué hacer con los incrédulos? No podemos correr el riesgo de tener que volver a una cuarentena que obligue a cerrar la economía, por eso es tan importante que todos hagamos conciencia de la importancia de cuidarnos, prevenir el contagio y de articularnos para superar la crisis generada por la pandemia.

¿Quienes no creen en la enfermedad qué pensaran de las consecuencias que ella ha traído? Sobretodo ¿qué propondrán para salir de la olla en la que estamos cayendo? Para completar, la oposición está echándole leña al fuego convocando a nuevas movilizaciones que no solo ponen en peligro la salud de todos sino que agravan los ya precarios indicadores. En esa perspectiva, octubre podría terminar con más contagios, más contracción económica, más violencia y más desempleo.

No faltará quien siga echándole al gobierno la culpa de todo y usando estos argumentos para fortalecer sus intereses individuales. El autocuidado y la acción decidida no solo aplica en la contención del covid también es clave para evitar la debacle del país. Es irresponsable que la oposición use la coyuntura de la pandemia para adelantar acciones para fortalecerse electoralmente. Es hora de que quienes no han tomado partido llamen a la cordura. Hay que trabajar juntos para salir la pandemia.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar