Pobre del alcalde

Rosa María Agudelo Ayerbe

¿Quién será el próximo alcalde de Cali? A solo 20 días de las elecciones la respuesta sigue siendo incierta. ¿Por qué? Si bien hay dos candidatos que puntean las encuestas, el nivel de indecisos sigue siendo elevado y la polarización está subiendo el tono de la campaña.

Comportamiento que no tiene antecedentes y que hace difícil predecir el resultado. Pero sin importar quien logre coronarse ganador de la contienda electoral lo que vaticino es que no disfrutará mucho tiempo las mieles del triunfo. Producto de la forma en la que se ha ejecutado la campaña, el próximo alcalde de Cali llegará al poder con el voto de no más del 40% de los caleños pero lidiará con el odio y la apatía del otro 60%.

Los que lo odian seguirán haciéndolo y los apáticos rápidamente pueden convertirse en sus opositores. Esta campaña dejará no solo fragmentada la ciudadanía sino también herida y desconfiada.

Con ese panorama, los retos del ganador serán muchos pues además de lidiar con los complejos problemas de la ciudad y tratar de cumplir con las promesas tendrá que liderar un acelerado proceso de reconciliación para superar las secuelas de la campaña.

Condiciones que dificultarán sin duda su gobernabilidad y su historia puede ser similar a la del presidente Duque. Desafortunadamente, el único perdedor no será el mandatario que irá de crisis en crisis. La ciudad también sufrirá y por lo tanto todos nosotros. En ese orden de ideas, el esfuerzo que deberíamos hacer todos, ganador y ciudadanos, es cerrar el capítulo de la campaña el mismo 27 de octubre y trabajar con ahínco por la ciudad. Cali no resiste ni un día no tener una visión compartida de futuro.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar