Hugo E. Gamboa Cabrera

“País de cafres”

Hugo E. Gamboa Cabrera

Título de un libro del periodista Gonzalo Guillén, publicado en Noviembre de 1995, que narraba, precisamente, el inmenso poder de la corrupción que ha existido en Colombia por siempre y, agrego, en toda Latinoamérica.

La diferencia en Colombia es que el poder lo tiene, por primera vez, la izquierda y, es aterrador que en solo dos años ha cometido aberraciones presupuestales que otros gobiernos se demoraban todo un período presidencial. Soy un convencido que ningún gobierno se salva de semejante exabrupto.

Todo porque la ambición, cuando se llega al poder, rompe el saco, máxime cuando “nunca se ha tenido y de pronto, se presenta la oportunidad de tener.”

Ahora la narrativa de quienes están en el gobierno es que “el presidente no estaba enterado”. Por Dios, ese cuento no se lo cree nadie, sobre todo cuando lo que se palpa es que en el gobierno no se mueve un lápiz sin que el presidente lo ordene, un mandatario reconocido por su ideología irracional, por su personal creencia de que él es Dios. B

ien lo decía el mismo Guillén: “Los atropellos a los intereses de la comunidad, por otra parte, a través de la contratación pública, por ejemplo, son inconmensurablemente costosos. Por regla general cada contrato lleva implícita una mordida sobre el valor de la misma, con destino a los mal llamados servidores públicos que deciden la adjudicación.”

No es comprensible entonces, que se diga que el “presidente no se enteró”, como hizo Samper con su famoso proceso 8.000 cuando dijo “que todo sucedió a mis espaldas” o lo que, López Michelsen cuando, entre otras cosas aberrantes como la de crear la “ventanilla siniestra”, pavimentó con dineros públicos la larga entrada a una hacienda de su propiedad conocida como “la libertad”.

Termino con Guillén que, “es casi nada lo que la justicia y los organismos fiscalizadores hacen efectivamente para prevenir la corrupción y castigar a los corruptos; el asalto a los dineros públicos suele ser lo que más conmueve a la comunidad frente la fermentación oficial.”

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar