La crónica de Gardeazábal

Negarse a la realidad

Gustavo Alvarez Gardeazábal

1. Como el resultado final del magazín de televisión de las 6 de la tarde se mide a través del rating, de su influencia y de su importancia y en todas tres ha resultado un fiasco,nos acaban de dar la noticia que el director de ese desprestigiado programa de televisión ha firmado un contrato con RTVC, la radiotelevisora del estado,para aumentar la dosis de apariciones de la imagen de su director y presentador,generando en este año que comienza entrevistas con altos personajes representativos de la vida nacional. En otras palabras,que al que no quiere una taza le dan dos,así se tergiverse la realidad o se viva en otra.

2. La negativa a aceptar la realidad por parte de los defensores de la desprestigiada Policía Nacional lleva a gobernantes,polÍticos y uniformados a pensar que plantear que se acabe y se reviva en un nuevo cuerpo es un suicidio.No pensarían así si recordaran que cuando el 9 de abril de 1948 evidenció que los agentes policiales estaban politizados y era necesario reestructurar la vigilancia uniformada ciudadana, se suprimieron las policías municipales y departamentales, se creó la Policía Nacional y se nombró a un general del Ejército, Francisco Rojas Scarpetta para que la pusiera en la plataforma de lanzamiento.

Crear ahora la Gendarmería Nacional usando lo bueno que se debe salvar de la actual pero destortillada Policía es el momento apropiado. El país exige una determinación al respecto antes que de crezca más el cáncer del desprestigio que la consume y se economizarían las toneladas de tierra que vomitan los medios financiados por el estado para taparla.

3. Insistir en programar desde Bogotá la caída del régimen de Venezuela es también no aceptar la realidad.En las elecciones del domingo perdió Guaidó porque no se presentó a la reelección como miembro de la asamblea y dejará de ser presidente espurio el 5 de enero cuando se posesionen los nuevos asambleístas.

Pero como también perdió Maduro porque más del 70 % de los venezolanos no salieron a votar y lo dejaron públicamente colgado de la brocha,es inevitable que la solución del problema venezolano debe ser muy pero muy distinta a la que tercamente se quiere seguir pregonando desde la Casa de Nariño pese al fracaso absoluto de lo realizado con tanto ahínco hasta ahora.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar