Memoria histórica

Alberto Ramos Garbiras

Cada pueblo y sus primeras generaciones crecen con una cosmogonía, creencias y formas de ver su entorno: Con politeísmo o monoteísmo. Y su relación con la naturaleza. América al momento de la llegada de los españoles no se encontraba en la etapa de la comunidad primitiva :Había una agricultura avanzada. Entonces es un despropósito calificar a las comunidades precolombinas como en estado de barbarie, había grupos avanzados en agricultura. riego, construcciones. Basta citar cinco comunidades: los aztecas, los mayas, los chibchas, los muiscas y los incas.

En los siglos XV y XVI cortaron nuestra evolución precolombina por el choque con el feudalismo trasplantado de Europa y el sucedáneo esclavismo impuesto que alteró nuestro devenir histórico. Nos impusieron brutalmente una doblegación, conquista, e instituciones coloniales; prolongaron y transmitieron la esclavitud y un sincretismo racial que ha producido la pluriculturalidad y en esencia la sociedad mestiza que debe autoidentificarse, valorarse y comportarse. Partimos de los criollos, pasamos por los mestizos, los cuarterones, mulatos , sambos, pardos, cobrizos y más tonalidades. En medio del cruce racial, ya imparable, estamos en deuda para afianzar la identidad colombiana como una sociedad mestiza innegable.

Colombia no ha terminado de formarse ni como Estado ni como nación. Y hace falta que la historia sea estudiada con seriedad para entender el presente y corregir desviaciones afín de no cometer más desaciertos en el futuro. A partir de la reimplantación de la asignatura de historia que se está avecinando hay que hacer énfasis en la recuperación de la memoria histórica.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar