¡Media Maratón de Cali en el Jarillón!

Juan Martín Bravo

Correr al lado de un río tiene algo especial. La cercanía al agua hacen que haya algo más de frescura y paz a la hora de empezar a hacer los kilómetros, y siempre se va a sentir fresco sin importar la hora. A pesar de la cantidad de cuerpos de agua en la ciudad, no es tan sencillo encontrar un buen sitio para correr al lado de un río. Sin embargo, Cali tiene un sitio que está cerca de cambiar su rostro, que se puede convertir en una meca local e internacional para los corredores.

El jarillón del río Cauca ha sido un tema complicado por muchos años. Se trata de un dique que inició su construcción en los años 50 con el fin de ampliar y proteger los cultivos próximos al río. Cuando la ciudad fue creciendo y la producción de alimentos se fue, este dique empezó a proteger a la ciudadanía directamente.

En los 80, comenzaron los asentamientos ilegales y desde entonces hemos visto su crecimiento con preocupación. Nada más durante la última década se registraron 8777 familias como residentes de la zona, que se ha hecho más y más peligrosa por las inundaciones y el cambio climático. La presencia de estos asentamientos también pone en peligro el suministro de agua del 80 por ciento de la ciudad.

La respuesta del Municipio ha sido la ejecución del Plan Jarillón, que busca restablecer la ecología de la zona y reubicar a las familias ahí presentes. Considero que sumarle a este proyecto el desarrollo de un escenario deportivo, de esparcimiento y de uso constante, podremos garantizar que no haya nuevos asentamientos. En el camino, obtendremos algo muy especial.

¿Por qué las medias maratones? Las competencias de corredores se han convertido en grandes atractivos para ciudades de todo el mundo. Ya hay un grupo de seis grandes maratones completas en el mundo, y las medias maratones buscan hacer algo similar, pero superior. Las competencias de Lisboa (Portugal), Cardiff (Gran Bretaña), Copenhague (Dinamarca), Praga (República Checa) y Valencia (España) se reunieron bajo el nombre SuperMids y la consigna de hacer las carreras más sostenibles del mundo. Inscribirse en una proporciona un pasaporte digital y acceso a todas en un periodo de 36 meses. Son competencias urbanas, bonitas, con patrocinadores y participantes de todo el mundo.

Estoy seguro de que los paisajes agrestes del jarillón darán un tono especial en comparación con los recorridos de otras ciudades, que van a aportar esa frescura, esa diversidad, esa comodidad que muchos buscan en algunas salidas a correr. Además sus dimensiones pueden ubicarse fácilmente. Los 21 kilómetros requeridos por el evento caben perfectamente en el segmento de 17 kilómetros que comparte el Jarillón con el río, y los cuatro kilómetros restantes pueden encontrarse en el Corredor Ambiental Río Cali, que hace parte de un segmento próximo.

Ojalá este proyecto se convierta en una institución para la ciudad, que sea un momento esperado durante el año, y que los escenarios sean mantenidos y respaldados por el municipio sin inconveniente por el beneficio que le deja a la ciudad. Finalmente, somos reconocidos a nivel mundial por nuestra vocación deportiva.

Porque al final se trata de fomentar prácticas saludables entre los habitantes y transformar esos entornos asociados frecuentemente a la violencia, consumo de sustancias, cacicazgos y pandillismo. Podemos convertir esta carrera en una institución y crear un evento especial, único, que cambie la vida del sector de manera definitiva.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar