Lucha antidrogas

Rosa María Agudelo Ayerbe

Ayer se dieron a conocer las cifras de cultivos ilícitos en nuestro país. El número de hectáreas sembradas de coca alcanzó las 209.000, un 11% más en el ultimo año, un record histórico.

De manera paralela se estima que la capacidad de producción del alcaloide aumentó en un 19%. Es desafortunado que la presión sobre este tema sea puesta por Estados Unidos, uno de los principales receptores de la droga que se produce en nuestro país. Las razones de preocupación son obvias, más producción, menos precio, más consumo, más violencia asociada.

Lo triste es la manera en que nuestro gobierno reacciona a los llamados de atención como si a nosotros no nos afectara el aumento en la producción.

¿Acaso nuestro país es solo productor? No ve el gobierno el impacto que el incremento está teniendo internamente.

En los barrios, en los colegios, en las calles el tema del aumento de la drogadicción es una preocupación creciente.

Igualmente, la violencia generada por las disputas territoriales del mal llamado “microtrafico”. Definitivamente, no hay más ciego que el que no quiere ver.

Sin duda, el nuevo gobierno tiene que volver a la mano dura con este tema. Se equivocan quienes piensan que hay que hacerlo por congraciarse con los gringos.

No, hay que hacerlo por nosotros, por nuestros jóvenes, por nuestra seguridad, por nuestro futuro.

La droga es un problema de Colombia que debe combatir con determinación sin esperar a que la política antidroga mundial cambie.

Desmostrado está que ante un negocio de tal nivel las sustituciones voluntarias, los planes románticos de recuperación del territorio no funcionan.

Lo que queda comprobado es que mientras el gobierno persuade, los narcos se expanden.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar