Llega el carnaval

Luis Ángel Muñoz Zúñiga

Nos declararon como uno de los países más alegres y felices de la tierra por celebrar 3.884 fiestas anuales. Ese considerando estuvo fundamentado principalmente por la gran acogida que los colombianos le hacemos a los carnavales, aquellas fiestas de origen español que pronto se arraigaron en nuestra cultura.

Los carnavales se derivaron de las fiestas profanas del pueblo, materializadas en los placeres, antes de dedicarse al ayuno, lo espiritual, la oración y el estado de gracia en la cuaresma previa a la Semana Santa. Bien podemos decir que es la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma.

Colombia figura entre los países carnavalescos de América: Brasil, Cuba, Venezuela y Costa Rica. Y el carnaval del Cali Viejo, entre los más sobresalientes de los regionales: la Guacherna en Barranquilla, Blancos y Negros en Pasto y del Diablo en Riosucio.

Además de los reconocidos como principales, en toda la geografía nacional se realizan 269 carnavales menores.

El Carnaval del Cali Viejo, que se celebra cada 28 de diciembre, siempre ha sido el espectáculo más esperado desde hace 62 años cuando inició la feria de la Caña de Azúcar.

Sin embargo el carnaval caleño tuvo su origen en 1922, cuando un grupo de ciudadanos socios del Club Colombia le pidió al Concejo Municipal que aprobara un Acuerdo autorizando salir del gran salón para festejar en las calles frente al público.

Los primeros carnavales contaron con la participación activa de los universitarios con sus reinas estudiantiles. Actualmente el Carnaval de Cali Viejo lo planean 30 colectivos y este año se denominará Calidoscopio, en reconocimiento a la multiculturalidad.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar