Rosa María Agudelo

La reactivación

Rosa María Agudelo

Esta semana estuve en Bogotá y me alegró vivir en el aeropuerto el ambiente de vacaciones. Pasillos a reventar, largas filas y vuelos repletos. Viajeros con espíritu navideño y pinta de playa. Igual sensación me quedó en dos restaurantes que visité con sus parqueaderos y mesas llenos. Comensales y meseros risueños. A pesar de que aún vivimos adversidades por cuenta de la pandemia y del paro, se percibe un mayor optimismo frente a la situación del país. No soy economista, pero recuerdo de mis pocas clases de la materia un concepto importante del que poco se habla: el efecto psicológico en la economía. En economías como la de Estados Unidos uno de los indicadores más importantes es el de confianza del consumidor, que mucho tiene que ver con ese concepto. Desafortunadamente, en Colombia no lo tenemos en cuenta y ante cada noticia alentadora surge una avalancha de mensajes que buscan minar la confianza, profundizar el descontento y debilitar cualquier asomo de esperanza. La respuesta al aumento del salario mínimo estuvo plagada de ellos. Duele ver cómo hay tantos colombianos que les encanta echar leña al fuego sabiendo que si ellos fueran bomberos no tendrían las herramientas para extinguir el incendio. La reactivación de nuestro país no será fácil porque además de las dificultades locales enfrenta una crisis logística e inflacionaria global. El 2022 también será un año difícil. Un año en el que todos deberíamos estar unidos y orientar los esfuerzos a la reactivación económica y social del país. Sin embargo, veremos cómo las contiendas políticas nos dividirán y nos dispersarán de esos objetivos. Espero que el precio que paguemos no sea demasiado alto.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar