La deuda con los artistas

José David Solís Noguera

Conversando con varios amigos artistas acerca de la realización de la feria de Cali virtual, me encontré con una interesante reflexión hecha por ellos y que les compartiré en función de que cada uno de ustedes saque sus propias conclusiones. La piel y lo que somos culturalmente como ciudad, se debe a los bailarines, teatreros, malabaristas, músicos, cuenteros, entre otros, y la deuda artística y social que tiene Cali para con ellos debe ser resaltada y remunerada dignamente no sólo en eventos de gran envergadura como la feria, sino en el apoyo constante durante todo el año a los procesos de creación artística.

La realización de este importante evento de ciudad ha traído un sinnúmero de reacciones en contra debido al momento actual producto de la crisis desencadenada por la pandemia y eso ha llevado a que gran parte de los caleños esté inconforme con un gasto que – para muchos – debería haber tenido una destinación distinta.

El arte es una de las expresiones más importantes de la ciudad. Por eso, no me cabe en la cabeza y no acepto que estemos reaccionando como enemigos. El problema no es con nuestros artistas y con todos aquellos que hacen parte de sus colectivos de producción, es con la real dignificación del arte en toda la expresión de la palabra y con la lectura que se debe hacer a los momentos sociales y a las problemáticas humanas de una ciudad que no descansa en dificultades como la inseguridad y el hambre. El llamado es a no dividirnos como sociedad.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar