Diario Occidente

La crisis social

Mario Germán Fernández De Soto

La más profunda crisis social de los últimos años inició cuando en abril de 2.020 se perdieron 5,3 millones de empleos porque a partir de entonces más de 3,5 millones de colombianos pasaron lo que se denomina la línea de pobreza y 2,8 millones ingresaron a la llamada pobreza extrema.

La pobreza aumentó del 35,7 % en 2.019 al 42,5 % en 2.020 y por supuesto, el impacto se reflejó en la reducción de los ingresos de las familias más vulnerables en un 25,1% en promedio. En este sentido, creo que lo urgente es atender esta problemática que genera angustia y desesperanza en quienes tienen menos ingresos económicos.

Se requiere entonces aplicar el esquema de transferencia monetaria a los grupos poblacionales afectados focalizando la inversión en quienes efectivamente lo necesitan y extendiendo programas como el de Ingreso Solidario impulsados por el gobierno nacional para mitigar el mal momento que viven tantos hogares en el país.

Por otra parte, es indispensable estimular programas de creación del empleo formal como herramienta eficaz para la generación de ingresos productivos y claros, que sean permanentes para garantizar el consumo vital y la atención a las necesidades básicas insatisfechas.

Lo cierto hoy en el país es que los ingresos de los jefes de hogar incluyendo a las madres cabeza de familia continúan altamente deprimidos y este es un aspecto que debe resolverse para garantizar la reactivación económica y estimular la demanda, de lo contrario no se podrá se incrementar el PIB ni tampoco se logrará estabilizar el mercado laboral, en donde hoy se incrementó la informalidad al 50 % y que depende de la dinámica de la economía al igual que, de factores asociados al entorno macroeconomico como las bajas tasas de interés y la estabilidad de la tasa de cambio.

El gobierno nacional debe extender los programas sociales e impulsar la creación de empleo con subsidios a las empresas que permitan la sostenibilidad económica y social en los sectores agropecuarios, industriales, el comercio y los servicios incluyendo la recreación; el turismo que es fundamental para propiciar ingresos productivos y el deporte. Además debe seguir impulsando al sector de la construcción como gran generador de puestos de trabajo e impulsor de una valiosa cadena productiva.

Esta crisis debe afrontar se de manera institucional con el concurso de la iniciativa gubernamental y la tarea emprendedora de todos los sectores de la producción que están decididos a seguir avanzando hacia una Colombia productiva y social mente viable para solucionar esta problemática social que debemos superar para el bien de todos y todas.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Whatsapp
Whatsapp
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar