Armar no es el camino

Inseguridad alimentaria

Mario Germán Fernández De Soto

Si algo debe asegurar nuestro país es la provisión de alimentos en el corto y mediano plazo, porque no sólo es la base para la subsistencia sino también para la sostenibilidad de las actuales y nuevas generaciones, que podrían pagar un alto costo por el desabastecimiento, la inflación y las brechas sociales que una crisis alimenticia podría acarrear.

Colombia hoy importa el 30 % de los alimentos que consume, que corresponde a más de 15 millones de toneladas de comida, lo que representa un verdadero reto frente a las 39,2 millones de hectáreas que podrían ser dedicadas al cultivo de estos productos, lo que permitiría el autoabastecimiento y la productividad, al igual que la generación de nuevos ingresos para más colombianos.

Lo grave es que se afirma, que el país tiene ya un 54,2 % de inseguridad alimentaria. Es decir, que cada uno de dos hogares tiene dificultades para acceder al alimento, demostrado en que miles de familias ingieren menos de tres comidas al día.

La nación tiene que actualizar y dinamizar su política de seguridad alimentaria propiciando las condiciones para el acceso, la disponibilidad, el consumo, el aprovechamiento y la calidad de los alimentos, comenzando por garantizar a los campesinos la utilización de la tierra apta para el cultivo, el abastecimiento de agua, las semillas, los fertilizantes y los recursos productivos para la comercialización de productos.

Igualmente, se requiere el mantenimiento y construcción de las vías terciarias como factor preponderante en los costos de transporte, ya que sin vías no hay agricultura.

Es necesario blindar la producción agropecuaria nacional y el mercado doméstico para priorizar las metas de un desarrollo sostenible que permita el abastecimiento a la población por cuanto el derecho a la alimentación se ha reconocido también como un “derecho humano”, el que debe atenderse de manera prioritaria, porque es fundamental.

El deber del Estado es proteger el derecho a una sana alimentación con una sólida soberanía alimentaria que garantice nuestro bienestar.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar