Rosa María Agudelo

Fraude electoral

Rosa María Agudelo

En estos días se cacarea mucho la posibilidad de un fraude electoral. Lo cierto es que en Colombia las posibilidades de un fraude son bajas y actualmente se han tomado muchas medidas para que ello no ocurra.

Lo primero que hay que resaltar es que actualmente todos los partidos y las fuerzas políticas hacen parte de los mecanismos de auditoría que lidera la Universidad Nacional, una entidad que incluso podría decirse es poco afín a las tendencias del Gobierno. Por otro lado, ya están coordinadas las misiones internacionales de observación electoral que para este periodo incluyen la Unión Europea, la OEA, el Centro Carter y el IFES. Esa última es una fundación internacional financiada por gobiernos como los de Canadá, Australia y Francia que hace auditoría a los escrutinios.

En torno a la depuración del censo electoral también se ha especulado mucho, pero los que lo hacen no dicen que del censo se excluyeron 316 mil cédulas de personas fallecidas o 50 mil de venezolanos que presentaban irregularidades en los trámites. Sin mencionar los miles de ciudadanos que actúan como jurados.

Quienes venden la idea de que puede haber un fraude tampoco hablan de los avances del Colombia en cédulas digitales, en biometría o en reconocimiento facial, tecnología que se aplicará en estos comicios al igual que el nuevo código electoral que se elaboró en consenso con todos los partidos. La era de la posverdad se caracteriza por profundizar la crisis de confianza en las instituciones, una crisis que capitalizan los oportunistas y que corroe a la sociedad.

¿Le preocupa un fraude? La vacuna está en sus manos: ¡vote! Nadie se puede robar un triunfo abrumador.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar