Esto también pasará…

Rosa María Agudelo Ayerbe

No es fácil mantenernos optimistas por estos días. Tampoco es fácil mirar hacia el futuro ni hacer planes. Nos toca hacer un esfuerzo para vencer el miedo y la incertidumbre. Sin embargo, cuando me atacan tantos malos pensamientos y el miedo me embiste, pienso con certeza que esto también pasará.

Lo más importante para mí por estos días es pensar en la salud de mis seres queridos. Me duele ver la ciudad vacía, pensar en todas las afectaciones económicas que traerá nuestra lucha contra el coronavirus. Sin duda, el toque de queda del fin de semana generó inmensas pérdidas económicas, también las decisiones que se han tomado para mandar a las casas al mayor número de personas.

Preocupa la crisis económica y social que sobrevendrá. Sin embargo, dolerá más si a esta situación anexamos un colapso en nuestro sistema de salud que impida atender a todos los enfermos. En ese sentido, quedarme en casa, aunque me abruma, me empodera porque es la única forma que tengo de asumir algo de control sobre lo incontrolable. Quedarme en casa, permite que quienes deban salir tengan más espacio, menos interacción y por lo tanto menos riesgo de contagio.

Quedarme en casa es mi forma de ayudarles a los médicos y enfermeras para que a sus manos lleguen menos pacientes. Ya volveremos a salir todos. Alguien me dijo “vamos a hibernar”. Un bello ejemplo que nos da la naturaleza. Siempre por frío, oscuro y largo que sea el invierno, la primavera llega. Vuelve a brillar el sol y a florecer las plantas. Esto también pasará y estaremos ahí para reconstruir.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar