El paro

Rosa María Agudelo Ayerbe

No quiero entrar en la discusión de si el paro del 21 se justifica o no porque esta dicotomía plantea nuevamente una situación de extrema polarización. En redes sociales es poco lo que se discute sobre los motivos del mismo o sobre las condiciones que deseamos que cambien en nuestro país. Mucho menos se oyen propuestas sensatas para lograr una Colombia mejor.

Solamente se oyen agravios e insultos entre quienes se ubican en el sí o el no. Sin duda, nuestro país tiene problemas muy serios que hay que combatir.

El narcotráfico y las diferentes economías ilegales nos están conduciendo en una espiral de violencia que no estamos afrontando con éxito. Igualmente, es importante que fortalezcamos el modelo económico de tal forma que haya un progreso social más equitativo. Sin embargo, creo que la respuesta a nuestros problemas no es enfrentarnos sino encontrar un proyecto social común que nos aglutine. Los colombianos estamos perdiendo de vista lo que nos une por cuenta de irnos en contra de quien no nos gusta.

Hoy más que nunca Colombia tiene una división de poderes que permite enfrentar de una manera diferente las distintas problemáticas. Un gobierno sin mayorías en el Congreso, un legislativo que no está siendo “comprado” por la mermelada y una justicia que pareciera estar encontrando su rumbo.

Lo patético de esta situación es que los adalides pro o contra paro son importantes congresistas de todas las vertientes que están aprovechando nuestra forma “pasional” de afrontar los problemas para afianzar sus intereses personales e incrementar sus poderes. ¡Reaccionemos! Nos están azuzando. Actuemos con cautela, prudencia y cabeza fría. No nos dejemos llevar por el camino del caos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar