Luis Ángel Muñoz Zúñiga

El maestro que prometió el mar

Luis Ángel Muñoz Zúñiga

El maestro que prometió el mar a sus estudiantes, fue la historia real de Antoni Benaiges, que indica cómo siempre a los docentes responsabilizan del estancamiento social o, al contrario, de ser subversivos promotores de convulsiones.

En nuestra democracia los legisladores proponen enmiendas a las leyes estatutarias para justificar las destituciones de maestros; en los regímenes de facto, como sucedió en España, durante el franquismo, quedaba más fácil eliminarlos.

Antoni Benaiges, acusado por guiarse con los fundamentos pedagógicos de Celestín Freinet, fue desaparecido en la guerra civil española (1936), hasta que setenta y cinco años después se hallaron sus restos en una fosa común.

José María Pemán, Ministro de Instrucción Pública, convocó a inspectores y comunidades a conformar comités para juzgar a los “maestros envenenadores del alma de los niños”.

En una sola provincia española con un total de 451 maestros depurados: 337 son confirmados en el cargo, 51 destituidos y 34 trasladados.

Los acusaron de no asistir regularmente a misa con sus alumnos, simpatizar con el pensamiento republicano y su falta de afecto con el General Franco.

Si en Colombia aprueban leyes que tomen como indicador los resultados de las pruebas Saber de los estudiantes, pronto afrontaríamos enmiendas de situaciones postreras contra los educadores.

Las leyes estatutarias deben reivindicar los logros de los buenos tiempos cuando todavía no se trataba inhumanamente a los docentes, ni se administraba con sentido neoliberal, ni la educación pública se le entregaba al sector privado.

Patricia Font, directora de “El maestro que prometió el mar”, filme español con cinco nominaciones a los premios Goya, concientiza para que estas injusticias no se repitan.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar