Cali, enero 19 de 2021. Actualizado: martes, enero 19, 2021 18:00

TEMAS DESTACADOS:

Vea aquí los requisitos que se deben cumplir

Exportación de servicios a los países de la CAN

Por: Rodrigo García Ocampo
Socio – Director
Email: [email protected]

Tratamiento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA)

De conformidad con las normas generales vigentes, los servicios pueden prestarse desde Colombia a otros a países en la modalidad de:

• Suministro transfronterizo, esto es, el servicio cruza la frontera desde Colombia al país del importador, sin que ninguno de los dos se mueva de su territorio.

• Modalidad de consumos en el extranjero, en este caso el importador se desplaza hasta Colombia para consumir el servicio, tal es el caso del turismo.

• Modalidad de presencia física de personas, caso en el que personal se desplaza hasta en el país importador temporalmente para prestar el servicio, tal es caso de, las reparaciones de máquinas u otros bienes y prestación de algunos servicios de consultoría.

Cuando los servicios son consumidos en el territorio aduanero nacional, los mismos se encuentran gravados a la tarifa general del 19% de IVA, de conformidad con el artículo 420 del E.T.; sin embargo, tratándose de servicios bajo la modalidad de consumo en el extranjero, tal es el caso del turismo, los servicios son exento siempre y cuando la persona natural demuestre que es un residente extranjero en los términos del artículo 1° del Decreto 297 de 2016, reglamentario del literal “d” de artículo 481 del Estatuto Tributario (E.T.).

De otra parte, el literal “c” del artículo 481 del E.T., indica que se encuentran exentos de IVA y con derecho a devolución bimestral, “los servicios que sean prestados en el país y se utilicen exclusivamente en el exterior por empresas o personas sin negocios o actividades en Colombia, de acuerdo con los requisitos que señale el reglamento (…)”.

Requisitos

Dentro de los requisitos que los exportadores de servicios deben cumplir, están:

1. Estar inscrito como exportador de servicios en el Registro Único Tributario –RUT.

2. Conservar los siguientes documentos:

a) Facturas o documentos equivalentes expedidos de conformidad con lo establecido en el Estatuto Tributario y disposiciones reglamentarias (véase artículo 616-1 y 617 del E.T.).

b) Documento en donde conste la oferta mercantil de servicios o cotización y su correspondiente aceptación, o contrato celebrado entre las partes, u orden de compra/servicios o carta de intención y acuse de recibo del servicio.

c) Certificación del prestador del servicio o su representante legal, en el cual manifieste que el servicio fue prestado para ser utilizado o consumido exclusivamente en el exterior y que dicha circunstancia le fue advertida al importador del servicio. Este requisito no es necesario cuando se trate de servicios relacionados con la producción de cine y televisión, y con el desarrollo de software.

Los tres documentos que se utilice como soporte para acreditar la exención del IVA, debe ser conservado en versión física o electrónica.

Tratamiento en el Impuesto a la Renta

Respecto de los servicios que se exportan a la Comunidad Andina de Naciones (CAN) conformada por Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, a efectos del impuesto a la renta, debe considerarse el convenio internacional sobre doble tributación, establecido mediante Decisión 578 de 2004, que regula la atribución de la potestad tributaria sobre las rentas derivadas de operaciones entre países miembros.

De conformidad con lo establecido en el Artículo 3 de la Decisión, por regla general la potestad tributaria es exclusiva del país de la fuente productora de las rentas, salvo las excepciones allí contempladas. Como consecuencia de ello, los demás países miembros que de acuerdo con su legislación interna se atribuyan potestad tributaria sobre las mismas rentas, deberán tratarlas como exoneradas. Es de advertir que conforme la Decisión, “fuente productora se refiere a la actividad, derecho o bien que genere o pueda generar renta”.

De otra parte, artículo 14 consagra una excepción al principio de la fuente productora, en virtud del cual, las rentas de las empresas de servicios profesionales, técnicos, asistencia técnica y de consultoría, solo serán gravables por el país miembro en el que se produzca el beneficio de tales servicios, haciendo presunción que tal país es aquel en el que se imputa y registra el gasto correspondiente, presunción que admite prueba en contrario.

Conforme a lo anterior, las rentas percibidas por empresas colombianas por la ejecución de los servicios adelantados en provecho de los demás países miembros de la CAN, estarán gravadas, en razón a que es en alguna de esas jurisdicciones donde se registraría el correspondiente gasto, conforme a la presunción anteriormente señalada dispuesta por la Decisión 578.

En consecuencia, de acuerdo con lo que prevé la normatividad vigente, el país pagador y beneficiario del servicio, tendrá el deber de practicar la correspondiente retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta, retención esta que deberá ser practicada a través del cliente ubicado en esas jurisdicciones.

Ahora bien, el mecanismo previsto en la Decisión para propósitos de evitar la doble imposición sobre las rentas por servicios es el de la “exoneración” de las mismas en el país de domicilio del beneficiario del pago, en este caso, Colombia. En consecuencia, los ingresos recibidos por las empresas colombianas provenientes de los Miembros de la CAN como contraprestación por la ejecución de servicios profesionales, técnicos o de consultoría, deben ser objeto desgravación en Colombia en la proporción que corresponde a la utilidad percibida en esas operaciones a través del mecanismo de la renta exenta.

Para aplicar el concepto de renta exenta, se debe restar a los ingresos percibidos por tales operaciones, los costos y gastos asociados a dichas operaciones; el resultado así obtenido, debe imputarse en la declaración de renta de la empresa colombiana, como renta exenta, por lo que se hace necesario distinguir tanto los ingresos como los costos y gastos en la contabilidad de estas transacciones con miembros de la CAN.

La retención en la fuente a título de renta que practique el agente retenedor de los demás países miembros de la CAN, constituirá el impuesto sobre la renta pagado en dicha jurisdicción y, por lo mismo, será un impuesto no recuperable para la empresa colombiana, por lo que dicho valor, deberá registrarse como un gasto no deducible.

Ahora bien, es justo aclarar que el tratamiento de las retenciones en la fuente a título de renta practicadas por los demás miembros de la CAN, mantienen esta trato dado el convenio de doble imposición a que hemos hecho referencia, sin que ello deba entender como norma generalizada en el tratamiento de todas retenciones en la fuente a título de renta a que está expuesta la exportación de servicios a otras jurisdicciones diferentes a países miembros de la CAN, caso en el cual, dichas retenciones en la fuente deberán tratarse como descuento tributario en los términos que establecen las normas.

En SFAI Colombia con enfoque global, nos especializamos en agregar valor con profesionalismo y tecnologías de vanguardia a nuestros clientes, para que todos estratégicamente, ¡generemos confianza! Consulte nuestros servicios de nuestra Unidad Tributaria y de Compliance Legal.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: