Cali, julio 10 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Debe contener los efectos sobre los activos de la entidad

El Covid-19 y la información financiera

El Covid-19 ha tenido y mantendrá durante la etapa de contención un impacto significativo en los mercados de todo tipo de actividad, y pudiese tener implicaciones en los esfuerzos de los empresarios de retomar la posición de los negocios en lo que se ha llamado la etapa de reparación, por lo que sus efectos en la información contable, será para todo tipo de entidad, sean que apliquen NIIF Plenas, NIIF para las Pymes o NIC -SP. Algunos de los principales impactos incluyen:

• Interrupciones en la producción de bienes o de servicios.
• Cortes en la cadena de suministros.
• Confinamiento de las personas que afecta su disponibilidad.
• Reducción en las ventas.
• Cierre de instalaciones y tiendas.
• Retrasos en los proyectos de expansión del negocio.
• Limitación en la obtención de financiamiento externo.
• Incremento en la volatilidad en los valores de Instrumentos Financieros.
• Limitación a las actividades de turismo por su interrupción y de otras actividades de recreación, incluido el deporte.
• Pérdida de confianza del público en general en la economía por la incertidumbre.

Efectos

Es por lo anterior que las entidades deben considerar cuidadosamente sus circunstancias que son únicas conforme su actividad y su exposición a riesgos cuando analicen en que forma el Covid-19 ha impactado los negocios de la entidad, sus resultados, su posición financiera y de flujos de efectivo a fin de que los reportes financieros y sus revelaciones, sean de periodos intermedios o de fin de periodo, reflejen conforme el marco de información financiera que apliquen, tales efectos.

Específicamente, su reporte financiero y las revelaciones de los estados financieros deben contener todos los efectos materiales del Covid-19 sobre los activos de la entidad, su cadena de suministros, las TICs y el recurso humano, por lo que, se espera que conforme la interrupción que el Covid-19 ha generado en la economía, haya consideraciones contables en aspectos tales como:

Incremento en los deterioros de los activos financieros tales como: cuentas por cobrar comerciales. El Covid-19, impactará de manera negativa los hábitos de pago de los deudores en virtud que sus clientes como contraparte de esta crisis, también han sufrido los efectos de la pandemia.

Valoración de inventarios. Es de indicar que la interrupción no solo de la cadena de suministros, sino, en el cambio de los hábitos de los consumidores y la exposición de los mismos a la obsolescencia, pueden hacer que el valores netos de realización de tales activos, sean inferiores a su costo en libros.

Adicionalmente, si los niveles de producción de la entidad son anormalmente bajos, como resultado del cierre temporal de líneas de producción, puede ser necesario la revisión de los costos del inventario, para asegurar que los costos fijos de producción “inactivos” no se imputen al inventario y deban ser reconocidos al Estado de Resultados como otros gastos.

Pérdida de valor de algunos activos de propiedad, planta y equipo por deterioro de valor de mercado. Si la política establecida por la entidad, es la valoración de este tipo de activos a costo menos depreciación, es de indicar que tales activos están sujetos de acuerdo con el modelo NIIF aplicado, a que sea medido su posibilidad de deterioro, por lo que, el hecho de medir las propiedades y otros activos fijos a costo, no lo hacen exento de aplicar métodos para medir deterioro en los términos de NIIF.

Mediciones a valor razonable o de mercado de algunos instrumentos financieros, en especial, si se trata de inversiones que tengan como activos subyacentes acciones, cuando tales inversiones sean calificadas de liquidez y no para generar control.

Provisión para pérdidas esperadas por contratos incumplidos u onerosos. Son onerosos aquellos contratos que su valor excede los beneficios para el cual se constituyó, por lo que un juicio de expertos debe considerarse.

Medición al valor razonable de las propiedades de inversión. Es de indicar que al final del periodo, NIIF obligan a medir este tipo de activos a valor razonable con efectos a resultados producto de avalúos realizados por expertos. En épocas de crisis, las propiedades de inversión podrán perder parte de su plusvalía ganada.

Efectos negativos en los registros de los métodos de la participación de la tenencia o titularidad de inversiones en filiales, subsidiarias o negocios conjuntos. Los resultados obtenidos en las partes relacionadas tendrán efectos negativos en los resultados a menos que sean actividades que no hayan sido impactadas por la crisis.

Renegaciones con clientes o proveedores que afectan los resultados. Le corresponderá a la gerencia en tiempos adversos, la posible negociación de deudas con cliente a través de mecanismos como: (i) descuentos adicionales para lograr recaudos, (2) extinción de las deudas a través del recibo de daciones en pago o, (3) la extinción de la obligación para generar una nueva deuda a través del mecanismo de la novación, todas estas alternativas tienen efectos en los resultados que debe ser reconocidos. Igual situación se presentará con los proveedores, donde la negociación y la búsqueda de su solidaridad, será la clave en la búsqueda de dar oxígeno a la caja de las entidades.

Posibles pérdidas de información crítica por exposición de servidores con accesos remotos o en la nube. Los estudios indican que las TIC han revolucionado los negocios, pero el no haber previsto y probado de manera apropiada un plan de continuidad del negocios en tiempos adversos, ha obligado a las entidades a generar accesos remotos a sus servidores, sean estos localizados o en la nube sin los debidos protocolos de seguridad, por lo que estos han sido objeto de ataques dolosos por inescrupulosos a fin de lograr cometidos económicos o simplemente destructivos, los que pueden poner entre dicho la continuidad del negocio. Si esto ha ocurrido debe ser valorado el desastre.

Subvenciones gubernamentales recibidas y sus posibles contingencias a sus propósitos por incumplimiento de los objetivos paras las cuales se recibieron. La recepción de subvenciones gubernamentales, esta sujetas siempre a controles posteriores conforme los objetivos con las que se reciben, por lo que, el incumplimiento de sus objetos puede generar efectos en la información financiera.

Efectos de terminación anticipada de contratos laborales. Muchas entidades darán lugar a la terminación anticipada de contratos laborales o a la suspensión de los mismos u han tomado otras medidas que deben ser objeto de un adecuado análisis para reconocer, por cada una de ellas, los posibles efectos que pueden haberse generado en los resultados y en la posición financiera de la entidad.

Riesgo de liquidez por pérdida de capacidad en la realización de activos corrientes principalmente cuentas por cobrar comerciales e inventarios y la improbabilidad de extender los términos de vencimientos de los pasivos corrientes por su nivel de exigibilidad.

Consideraciones fiscales de la crisis del Covid-19 y sus posibles efectos en los impuestos corrientes y diferidos. El gobierno ha establecido planes para contribuir a palear la crisis del Covid-19, por lo que, tales decisiones pueden tener efectos de importancia en la determinación del impuesto sobre la renta corriente (año 2020) o futuros.

Adopción de planes de re-estructuración. En tiempos como estos donde la incertidumbre es la llamada a tomar con calma, las decisiones adoptadas por la gerencia pueden haber considerado planes como la venta o cierre de parte de su negocio o una disminución temporal o permanente de las operaciones del negocio. Planes como estos pueden requerir la consideración del replanteamiento o revisión de políticas de medición de los activos involucrados en los desmontes temporales o permanente y, los estados financieros y sus revelaciones estarán dados a dar cuenta de ello.

Incumplimientos de convenios. Los comercios inestables y la escasez de flujos de efectivo, incrementan el riesgo de que las entidades incumplan convenios financieros. Las entidades deben considerar que el incumplimiento de un contrato de préstamo afectaría el período del reembolso de dicho préstamo y de otros pasivos posiblemente en virtud de que el préstamo, se vuelve pagadero a la vista lo que afecta la presentación de balances en ausencia de cualquier acuerdo realizado antes de la fecha de reporte que le otorgue a la entidad el derecho a diferir el pago por un período mayor a 12 meses.

Juicios materiales e incertidumbres. Cuando se presentan épocas de incertidumbre, es importante proporcionar a los usuarios de la información financiera una visión apropiada de los riesgos e incertidumbres que enfrenta la entidad, y de los juicios realizados por la gerencia para medir tales incertidumbres, cuando las mismas han generados provisiones para la cobertura de pasivos contingentes.

Negocio en marcha

En algunos de los aspectos enunciados anteriormente o en el conjunto de ellos, pueden en este momento de la etapa de contención de la pandemia, estar sujetas muchas entidades de cualquier orden, por lo es que de vital importancia de que los planes adoptados en la etapa de contención que termina en Colombia, si las condiciones se mantienen conforme los últimos reportes, el día 30 de mayo de 2020, se pongan en práctica a partir de esa fecha a la que han llamado “la etapa de recuperación”, la que dará cuentas de los verdaderos efectos que ha tenido en las entidades, la crisis del Covid-19 que ha cambiado los hábitos de consumo entre nosotros y de apreciación de la seguridad, por lo que deberá valorarse seguidamente por la gerencia el concepto de negocio en marcha.

Los estados financieros en la mayoría de reportes financieros a 31 de diciembre de 2019, se prepararon sobre el supuesto de negocio en marcha, en virtud de que la crisis del Covid-19 se generó posterior a ese cierre y fue decretada como tal por el gobierno el 17 de marzo pasado a menos que la gerencia haya tenido las intenciones de liquidar la empresa o cesar operaciones, caso en el cual, los estados financieros se hubiesen presentado sobre el marco de información contable para negocios en liquidación contenidas en el Decreto 2101 de 2016 y no sobre los postulados de NIIF.

La evaluación sobre si el supuesto de negocio en marcha es apropiado toma en consideración eventos ocurridos posterior a la fecha de reporte, por lo que las entidades que estén severamente afectadas por el Covid-19 tanto en la etapa de contención como de recuperación, será necesario que la gerencia considere si es apropiado preparar los estados financieros bajo el supuesto de negocio en marcha. Cuando la gerencia tenga información de incertidumbres materiales que cause una duda significativa sobre la capacidad de la empresa de continuar como un negocio en marcha, la entidad debe revelar estas incertidumbres materiales en los reportes financieros.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: