Cali, agosto 19 de 2022. Actualizado: jueves, agosto 18, 2022 23:51

TEMAS DESTACADOS:

Primer curso de piedras para principiantes

Hablemos de cuarzos, cristales y gemas

Para quienes quieren recorrer de mano de las piedras un camino novedoso del autoconocimiento, apoyarse en ellas para sentirse mejor y lograr sus objetivos, llega el primer curso de piedras para principiantes de la mano de la arquitecta Ana Isabel Aparicio experta en gemas y cristales desde hace 19 años.

Aprovecha este curso para que las uses incluso en tus adornos en tu vida cotidiana y aproveches sus potenciales. El planeta tierra nos regala la presencia de miles de minerales que conocemos como gemas y cristales. El espectro de propiedades de las piedras es tan amplio y generoso como el espectro de belleza sanadora que brindan las plantas y las hierbas.

Su potencial y belleza sanadora es sutil pero profunda, su fuerza es tenue etérea pero firme, simple pero no por ello sencilla nos pueden conducir a sencillas reflexiones que en lo profundo movilicen el interior para llevarnos a ser cada día más felices.

Su uso y manejo llevará a la expansión de la mente consiente hacia planos creativos, intuitivos y empáticos con el propio ser y para desde allí permitir una conexión cada vez más profunda consigo mismo y con las personas en general.

El objetivo formal es proveer a los participantes de conocimientos sobre las piedras desde su base implementando una metodología sencilla para uso personal y como primer paso orientativo para uso terapéutico en terceros. ¿Pero que son las piedras y cuál es su poder?

Belleza y magnetismo

El primer valor que conocemos de las piedras ha sido estético. Su belleza y magnetismo innegable han cautivado al ser humano desde la antigüedad, siendo el motor para el desarrollo y expansión del arte de la joyería y la bisutería. En un marco ornamental también han sido usados en la arquitectura y el interiorismo.

Aparecen como piezas imprescindibles para maquinarias y su material inorgánico apoya la industria química, farmacéutica, siderúrgicas, etc.

Sin embargo, su uso supera estos valores estéticos y prácticos y aunque parece que el conocimiento sobre sus poderes y atributos se ha refundido en los vericuetos de la historia, hoy por hoy estamos rescatando los beneficios de la fuerza de las gemas y cristales dentro de marcos terapéuticos.

Su fuerza sutil pero contundente seguramente puede brindar su apoyo en el día a día contribuyendo a la evolución de procesos físicos y desarrollos internos tanto emocionales como espirituales.

Autoconiocimiento

Muchos términos han sido utilizados a lo largo de la historia para clasificar a las piedras. Inicialmente estarían la gama de los cuarzos, cristales y gemas, en colores traslúcidos derivando a clasificaciones por familias y la discriminación por piedras preciosas y semipreciosas.

Sin embargo, algunas hermosas y valiosas piezas densas y opacas, de origen animal o vegetal hicieron cada vez difusa la clasificación de las piedras con lo cual es oficialmente aceptado el término de minerales.

Cada piedra trae consigo un valor intrínseco, de gran simpleza, lo cual no puede despreciarse como trivial, sino por el contrario directo y claro.

Su presencia es a su vez es vez indicadora y maestra para encontrar el camino correcto al balance sobre el tema en el que es experta.

Cada una viene con una enseñanza valiosa donde de su mano cada persona puede apoyarse para su proceso único e individual.

Su fuerza y calidez es tan valiosa que la piedra se adaptará al proceso personal de autoconocimiento modulando su empuje en la dosificación justa.

Sanadoras

Hay muchas posibilidades para aprovecharlas, la más sencilla es dejarlas cerca para recibir su influjo por varias horas o portándolas en el atuendo en una joya, aderezo de bisutería o sencillamente en una bolsita en un bolsillo.

En procesos terapéuticos formales se hace un trabajo extenso donde con la ayuda de cientos de piedras se identifica la temática a resolver. La escogencia y movilización de piedras sobre la mesa logra movilizar la vida real.

Ellas son sanadoras, pero desde una óptica un tanto diferente a lo difundido ya que ofrecerán su fuerza referidas a un tiempo y situación determinadas de cada persona.

Luego de casi 20 años de trabajo terapéutico puedo aseverar que favorecen todos los procesos humanos, movilizando hilos dentro de los campos sutiles (planos mentales, emocionales) apoyando los cambios y resolución de paradigmas que la persona desee enfrentar.

pdf diario

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos




PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: