Cali, marzo 7 de 2021. Actualizado: viernes, marzo 5, 2021 23:41

TEMAS DESTACADOS:

CVC y Valle, líderes en agroecología

Pequeños agricultores se benefician con programa “Por un campo más sostenible”

Garantizar la seguridad alimentaria de los campesinos del Valle del Cauca ha sido uno de los compromisos adquiridos por la CVC con quienes a diario cultivan el campo.

Es por eso que la corporación ambiental dentro de su Plan de Acción 2020 – 2023 ha puesto en marcha el programa “Por un campo más sostenible”, una iniciativa que ya está siendo replicada por otras corporaciones ambientales del país.

El director de la CVC, Marco Antonio Suárez, manifestó que “este programa nace en la corporación para ayudar a mitigar la crisis alimentaria que surgió por la pandemia de la covid-19. Vimos cómo en todo el país y, obviamente, en el Valle del Cauca, algunas personas no tenían alimentos para consumir. Nos pusimos en la tarea de ver cómo uníamos esa gran necesidad de alimentos con la protección de nuestros recursos naturales, por eso, pensamos en la agroecología”.

La iniciativa busca, indicó Suárez, capacitar a los campesinos más humildes, los que tienen media parcela, una hectárea y tienen problemas para garantizar su seguridad alimentaria, para que cultiven de manera agroecológica, sin químicos.

Adicionalmente, la entidad ambiental les da a estos agricultores las semillas de pancoger, para garantizar, en primer lugar, la seguridad alimentaria de su familia y el excedente de la cosecha se comercializa en los mercados verdes o campesinos que apoya la CVC.

“El único compromiso del campesino es que después él va a coger el mismo número de semillas que le dimos y se lo va a pasar a otra familia que lo necesite, para generar una cadena de solidaridad” dice el director de la CVC.

Mediante un trabajo articulado con las Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, de los diferentes municipios, se seleccionan las familias más pobres que correspondan a pequeños productores que vivan en el campo, a los cuales se les brindará la posibilidad de capacitarse en Buenas Prácticas Ambientales y Agroecología, Producción de Abonos Orgánicos, Cultivos de Ciclo Corto como maíz, frijol, hortalizas, plantas aromáticas, medicinales y especies menores, que permitan realizar sistemas productivos mixtos (agrícolas y pecuarios), para la producción de alimentos que sirvan, en primera instancia, para la alimentación del núcleo familiar y que los excedentes puedan venderlos en mercados locales, con la ventaja de ser productos sin agroquímicos, más saludables para la población.

Vale la pena destacar que la agricultura venía siendo considerada enemiga del medio ambiente, pero cada vez se reconoce que tiene el potencial de ser un sector agrícola regenerador y productivo, el cual puede ofrecer beneficios ambientales y, a la vez, crear empleo rural y medios de vida sostenibles.

Gracias a sinergias, la agroecología puede aumentar la producción de alimentos, la seguridad alimentaria y nutrición, mientras restablece los servicios ecosistémicos y la biodiversidad, que son esenciales para la producción agrícola sostenible.

La CVC ha entendido que las experiencias y conocimientos cotidianos de los agricultores familiares son la base de nuestra supervivencia, contribuyendo al desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles. Ellos, los campesinos, son el centro de “Por un campo más sostenible”.

Cadena de solidaridad
Agricultores de diferentes municipios del Valle ya han comenzado a recibir los aportes que entrega la CVC en el marco de esta iniciativa, la cual se viene adelantando en varios municipios y se espera ampliarla a más en el 2021.

Es el caso del sector de La Delfina, en la costa Pacífica, donde la CVC hizo entrega a comunidades indígenas de la región de semillas e insumos agroecológicos y se les ha brindado capacitación.

En el norte del Valle, bajo la premisa de promover un sistema alimentario que produzca más, con menor costo ambiental, el director general de la CVC entregó en el municipio de El Águila semillas de maíz y frijol, árboles cítricos y de aguacate, colinos de plátano y banano, además de hortalizas, plantas medicinales y aromáticas, y otros insumos para abonar, controlar, prevenir o destruir las plagas, con el fin que 30 familias campesinas de dicha localidad puedan producir alimentos y reproducir las especies vegetales, para garantizar no solo su pancoger, sino el de más campesino asentados en la zona.

“Al ver a todas estas familias campesinas recibiendo los insumos, para hacer una agroecología como debe de ser, pero garantizando su seguridad alimentaria y teniendo esa cadena de solidaridad entre todos ellos, le dice a uno que estamos haciendo las cosas bien y a eso debemos apuntarle, a ayudar a todas esas familias campesinas que tanto lo necesitan. El ambiente puede estar unido a lo social, y eso es lo importante. Por un campo más sostenible se va a volver el programa más importante en el departamento, de eso estoy completamente seguro”, expresó Marco Antonio Suárez Gutiérrez, director de la CVC.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: