¿Qué dice Ventana de los 60 años de Occidente? Lea.

Por Fabio Larrahondo Viáfara

Para tener en cuenta 1:

– Para mí escribir sobre OCCIDENTE es muy complicado, porque el alma se me llena de recuerdos henchidos de alegrías, de servicio a la comunidad, de luchas por Cali y el Valle y sus ciudadanos, lo mismo que agradecimientos por todos aquellos que han hecho posible estos primeros 60 años firmes en la misión sacra del periodismo, al tiempo que afloran las nostalgias por quienes ya partieron pero dejaron su impronta en este periódico tan caleño y vallecaucano como el chontaduro, el mango biche, el cholado y la Plaza de Caicedo.

Para tener en cuenta 2:

– Recuerdo que a Occidente llegué para darle paso a la era de los computadores y el silencio de las máquinas de escribir, a los que algunos periodistas se aferraban, eran parte de su piel y de su ser. Hubo lágrimas aquella mañana en que las cintas, los rodillos y los teclados duros se fueron, lo mismo que las mesas de “armada”. Fue un salto en un periódico que siempre ha estado a la vanguardia: fue el primero en imprimir a color, fue el primero en consolidar las crónicas, fue el primero en entrevistas, vanguardista en la redacción y en los estilos, lo mismo que en lo tecnológico, al punto de ser el primero en llegar a las impresoras a kilómetros de distancia, inicialmente en CDs y luego por descargas de correos electrónicos.

Para tener en cuenta 3:

– Son 60 años de abrir brecha: recordemos que desde Occidente se levantó la voz contra el narcotráfico, por eso mi permanente admiración por don Raúl Echavarría Barrientos, cuya oficina ocupé en la mítica sede del edificio de la calle 12 con carrera 5, “junto a la Plaza de Caicedo, diagonal al Edificio Otero, frente a la Óptica Alema y al lado de Guido lo Viste”, como se daba la dirección en aquellos tiempos. En sus páginas también se hizo trinchera por las empresas, universidades, gremios y todo aquello que identifica al Valle y al occidente colombiano en general.

Para tener en cuenta 4:

– El paso de los años, de las décadas, le han dado la razón a Occidente cuando desde sus primeros días ha dado especial valor a la Opinión, permitiendo que en sus páginas haya variedad y multiplicidad de pensamientos y tendencias, bien me decía don Álvaro H. Caicedo en una conversación vespertina en torno a un humeante café: “prefiero que me cuelgue una noticia de tercer rango a un columnista de 10 rango…ellos para Occidente son sagrados”.

Para tener en cuenta 5:

– La Pregunta Fregona: ¿Saben por qué es tan difícil para mí escribir sobre Occidente?

– Respuesta Inmediata: porque en este periódico siempre hemos sido una familia.

– Chao…Nos vemos mañana…Gracias a DIOS por todos…y que la fe siga creciendo firme.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar