Marcos Efraín Montalvo…¿Qué dice Ventana de este

Por Fabio Larrahondo Viáfara

Para tener en cuenta 1:

– En Tuluá “Cóndores no entierran todos los días”, pero sí algunas veces periodistas: el domingo de Amor y Amistad un sicario rompió el sueño de Marcos Efraín Montalvo Escobar, como era morir en una sala de redacción. Lo acribilló en una tienda, en el barrio “La esperanza”, de su amada Tuluá, ciudad que amaba con el alma. El asesino, parrillero, se bajó y le disparó varias veces, como lo registra una “cámara de inseguridad”, como les dicen popularmente en “La calle sarmiento” y en los barrios.

Para tener en cuenta 2:

– Marcos Efraín Montalvo deja su huella en diversos medios en los que demostró que siempre se mantenía muy bien “dateado”, siendo el mundo de la política y sus vericuetos su fuerte. Por eso era común que lo consultaran dirigentes para saber en qué andaban sus contendedores y copartidarios, también para analizar repercusiones de decisiones a tomar o en ciernes. Igualmente ejercía el periodismo de denuncia e investigación, siempre con mucha responsabilidad.

Para tener en cuenta 3:

– Lo conocí en el periódico El Pueblo donde me dio cátedra, lo mismo en El País. Siempre sus escritos eran de obligatoria lectura, además de tener información exclusiva gozaba de un humor punzante, fino, de mucha altura. Su memoria prodigiosa le permitía dominar nombres, afiliaciones políticas y cargos sin titubeos. Las entrevistas prefería grabarlas, escucharlas y luego escribir. “Fabio, lo más importante se le queda grabado a uno, le queda fijo en la memoria, lo demás es aleatorio…”, me dijo cierta vez…

Para tener en cuenta 4:

– Su firme apego al periodismo lo llevó, varias veces, a generar su propios medios de comunicación, ejemplo el semanario “El Picacho”, que lo convirtió en cita obligada. De la misma manera conquistó sintonía en el noticiero de Caracol Tuluá, donde compartía con Godofredo Sánchez, quien también era un gurú de la información política. En lo más reciente venía informando a través de sus redes sociales, en especial en Facebook, donde el análisis y la crítica se abrían paso.

Para tener en cuenta 5:

– Un sicario privó al Tuluá y al periodismo de continuar disfrutando de un grande forjado en la provincia, con amor sin límites por su ciudad y por el Valle…DIOS tenga en su gloria a Marcos, el rey de la información política.

– Chao…Nos vemos mañana…Gracias a DIOS por todo…y que la fe siga creciendo en firme…

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar