Cali, septiembre 27 de 2022. Actualizado: lunes, septiembre 26, 2022 23:50

TEMAS DESTACADOS:

Popayán y el lío de las basuras

Es hora de que las ciudades cambien los lugares de disposición de basuras por sitios de aprovechamiento.

Tras el cierre del relleno sanitario de El Ojito, que se produjo a la medianoche del sábado pasado, Popayán y otros cinco municipios del Cauca se quedaron sin dónde botar sus basuras.

El caso de la capital caucana y las otras localidades afectadas por el cierre del botadero es común en Colombia, donde los sitios de disposición final de las basuras usualmente son un problema, porque las comunidades vecinas se quejan ante el impacto ambiental que generan los vertederos.

Si la visión que se tuviera de las basuras en este país fuera otra y se vieran como una oportunidad, no sólo se descubriría un negocio de alta rentabilidad financiera, sino que también se reduciría el daño ambiental que se ocasiona cuando los desechos son enterrados en los rellenos sanitarios.

Sin embargo, para que ello ocurra es necesaria una política orientada desde la Nación que desestimule la disposición final de las basuras y estimule su aprovechamiento. Además de un trabajo de pedagogía con los alcaldes y las entidades encargadas del servicio de recolección, es necesario un acompañamiento técnico y financiero, pues la implementación de sistemas avanzados de reciclaje representa inicialmente grandes inversiones que son recuperadas rápidamente con las ganancias que deja el material reutilizable. En la actualidad hay modelos que permiten aprovechar hasta el 95% de una tonelada de elementos desechados. ¿Cuál sería el impacto ambiental si a los rellenos sanitarios fuera sólo el 5% de la basura?

Cali, que ante el colapso del basurero de Navarro, dispone sus basuras en el relleno sanitario de Yotoco, está haciendo un pésimo negocio al pagar para enterrar sus desechos, cuando éstos, si los aprovechara, podrían representarle grandes recursos.

Mientras no se cambie la forma de ver las basuras, casos de municipios como Popayán, que deben salir a buscar con desespero dónde botar, seguirán siendo comunes, se seguirá contaminando y se seguirá dejando pasar la oportunidad de convertir los desechos en dinero.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: