Cali, septiembre 27 de 2022. Actualizado: lunes, septiembre 26, 2022 23:50

TEMAS DESTACADOS:

La vanidad y la responsabilidad

El caso de la actriz vallecaucana Sandra Brand, quien murió luego de practicarse un  aumento de glúteos, reabrió el debate sobre los riesgos a los que se exponen quienes se someten a procedimientos médicos y estéticos en manos de personal no apto para realizarlos.

Lo sorprendente es que no son pocos los casos conocidos de malformaciones, daños irreparables, complicaciones y muertes ocasionadas por falsos profesionales, clínicas de garaje y la utilización de materiales inapropiados, pero pese a la abundante información que señala los riesgos, la gente no aprende y se expone a ellos.

Este no es un problema sólo de quienes  de manera irresponsable ponen su salud en manos de personal no calificado, la sociedad, que sigue imponiendo estereotipos que propician el culto a la belleza, tiene gran responsabilidad. No se puede negar que tras los muchos casos de personas que innecesariamente se someten a cirugías y procedimientos estéticos hay una gran presión social, una necesidad de buscar la aceptación a través del cambio de la apariencia física.

Esa presión social, que es producto de una cultura light, que algunos medios de comunicación refuerzan, lleva a muchas personas a trocar sus prioridades; es común encontrar casos de pacientes que recurren a créditos para practicarse cirugías plásticas cuando podrían invertir esos recursos en estudio, en vivienda, en algo verdaderamente importante.

Además de los incautos y de la sociedad, en este complejo problema hay otro responsable: el Estado, que por su falta de control y de una buena educación, es cómplice de la proliferación de profesionales no aptos, de clínicas clandestinas y del uso de materiales peligrosos, y de la consolidación de una sociedad en la que muchas personas valoran a las otras sólo por su apariencia física.

Este panorama es aprovechado por inescrupulosos a quienes no les importa dañar o acabar la vida de sus pacientes con tal de mover su caja registradora. Ojalá el Gobierno deje de contar los muertos y afectados por los malos procedimientos estéticos y actúe para evitar más.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: