¿Y la objetividad en los medios qué?

Han Yu Pava

El afán de protagonismo y el miedo a la extinción en un mercado cada vez más exigente, ha llevado a algunos medios de comunicación a cometer faltas éticas y hasta penales totalmente reprochables en medio de la situación que atraviesa el país.

Alentados por un público a seguir en sus líneas editoriales altamente parcializadas, algunos medios de comunicación en Colombia informan a conveniencia las situaciones que atraviesa el país, criticando para que acabe lo que, según ellos, está mal de la sociedad, pero generando un efecto contrario al incrementar sentimientos de odio y polarización de la gente.

Es así como una reconocida revista de circulación nacional saca en su portada la cara de un político presidenciable acusándolo de ser el único generador del caos en Colombia, desconociendo por completo las miles de razones que se han expuesto para las protestas actuales.

Pero también es así, como un canal de televisión local, dice estar haciendo periodismo y solamente muestra los abusos de la policía y los buenos actos culturales que hacen los “pobres y perseguidos” muchachos de primera línea.

Para cada uno de los dos anteriores casos hay un mar de personas que los apoyan y los alaban. Lo curioso es que todo el que sigue y gusta de uno de los dos medios, critica fuertemente al otro por ser un periodismo “amañado y parcial”. La doble moral del colombiano a flor de piel.

Uno podría pensar que el no ser imparcial en un medio de comunicación afectaría gravemente sus ventas, pero por el contrario, los números aumentan y los lectores, con ganas de que alguien valide sus sentimientos de rencor en cada uno de los extremos, siguen creciendo.

Súmele a todo eso, los políticos de parte y parte interesados en echar leña al fuego, financiando los medios que les convienen.

¿Estamos condenados a unos medios cada vez menos objetivos e imparciales? ¿Somos los consumidores los que estamos dañando la forma de comunicación?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar