Un novelón claramente salpicante

Rodrigo F. Chois

En la literatura existe un género conocido, tal vez peyorativamente, como novela rosa.

Escritos que no obstante poseer una trama argumental simple y predecible, fueron el deleite por dos siglos para una gran cantidad de lectores que en su mayoría pertenecían al género femenino.

Sus argumentos tan escuetos como la existencia misma: una bella joven que debe padecer y sortear todos los golpes que le da la vida, encarar personajes no muy queridos para poder encontrar el amor y gozar de un final feliz.

Si bien pasar de la imprenta y el papel a la pantalla táctil podría considerarse un salto cuántico, en materia de los novelones rosa no es que haya cambiado mucho la cuestión.

¡Y el actual placer que sienten sus adeptas podría haberse potenciado! Que las féminas de hoy se sientan identificadas con la heroína o que exista un poco de morbo alrededor de la tragicomedia que suele ésta padecer pueden ser las razones por las que aún este tipo de novelones sean tan amados.

Y más aún si son el fruto ahora del diario y digitalmente expuesto vivir y no la inspiración creativa de un irredento escritor.

El caso de nuestra apreciada compatriota Shakira, el marido infiel, la joven amante, la suegra y los recaudadores de impuestos aplica de manera perfecta.

¿Qué puedo decir sobre este gran y viral novelón? Dos cosas: Uno, el guion está en construcción y la figura puede ser la diva o la amante y Dos, aun no habiendo final feliz, declamo a Macbeth “la vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, que no significa nada.”

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar