Un concejal para admirar

Umberto Valverde

Cali vive momentos cruciales en la definición de su futuro político. Es necesario que la ciudadanía sepa escoger sus candidatos tanto para la Alcaldía como para el resto de corporaciones. La situación de Cali en seguridad, movilidad, empleo, es profundamente crítica.

Desde la perspectiva cultural tampoco es la mejor, Bogotá y Medellín nos han tomado la delantera en grandes espectáculos. En nuestra ciudad se habla que la salsa es la identidad que nos hace reconocible ante el mundo, pero la salsa no tiene un presupuesto adecuado en Mundial que acaba de cumplir. Son pocos los funcionarios que uno puede defender en sus labores.

Hace algún tiempo exalté el trabajo de Fernando Tamayo, presidente del Concejo de Cali, en las actuaciones que ha enfrentado este año. En Hacienda ha sido enfático que el municipio debe depurar las pasivos de difícil cobro. En seguridad ha sido tajante en proponer la militarización en las zonas de riesgo, el combate a las 27 organizaciones de gota a gota detectadas, se opuso al levantamiento de la medida de la restricción del parrillero hombre.

Tamayo ha cuestionado esa inversión de bolardos e implementaciones viales que no tienen futuro, porque no tendrán mantenimiento.

En cuanto a Metrocali, el concejal ha puesto en evidencia que los errores administraciones favorecieron a las demandas de los operadores. Tamayo ha insistido en una política pública de desarrollo económico, en crear incentivos para el cine caleño y en un debate amplio y claro sobre la concertación acerca de la organización de Cali como Distrito.

Sin duda, Fernando Tamayo ha dejado una huella como concejal, más en su calidad de presidente de esta entidad.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar